Sánchez comunica a Feijóo que Bolaños será el interlocutor para renovar el CGPJ y Montero para asuntos económicos

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comunicado este lunes al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, la designación del ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, y de la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, como interlocutores con el PP en materia de Justicia y asuntos económicos, respectivamente, según han indicado fuentes de Moncloa.

Ambos interlocutores del Gobierno se pondrán «próximamente» en contacto con las personas designadas por el PP para esta negociación, es decir, con el vicesecretario de Institucional, Esteban González Pons, para los temas de Justicia, como la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y con el vicesecretario de Economía, Juan Bravo, en materia de economía.

El Gobierno ha recordado al PP, además, que están pendientes de respuesta los once puntos que Sánchez trasladó a Feijóo «con el objetivo de reconstruir los consensos básicos con el principal partido de la oposición», en la reunión que ambos mantuvieron en Moncloa el pasado 7 de abril, según han indicado las mismas fuentes.

Entre esos puntos están la renovación del CGPJ, del Tribunal Constitucional, la reforma del artículo 49 de la Constitución, la eliminación del voto rogado para facilitar la participación política de los españoles residentes en el extranjero y el regreso del PP al Pacto Antitransfuguismo.

También la petición de apoyo al plan nacional de respuesta a las consecuencias económicas de la guerra –cuya convalidación se vota este jueves– , el acuerdo para la transición energética, la Agenda 2030 y para garantizar unos precios de la energía asequibles y estables en el contexto de la guerra. Además del apoyo y la coordinación en torno a los Fondos Europeos y al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Finalmente, Sánchez había propuesto el blindaje del Pacto de Estado contra la Violencia de Género y había pedido la lealtad del PP en políticas de Estado como la exterior y el respaldo a la Ley de Seguridad Nacional y estrategia de ciberseguridad.

Por último, según han indicado fuentes de Moncloa, el Gobierno ha recordado al PP que las obligaciones constitucionales, como es la renovación de sus órganos, «se cumple, no se negocia».