Sánchez cierra filas en torno a Delgado: “No nos va a marcar la agenda política un corrupto”

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cierra filas en torno a Dolores Delgado, a la que no dejará caer ante las grabaciones publicadas estos días de una conversación de la ministra de Justicia con el excomisario José Manuel Villarejo. Según ha defendido en Nueva York, su Ejecutivo “no acepta chantajes de nadie” y ha venido a “limpiar” y “regenerar” la vida política.

Sánchez, preguntado al respecto en una rueda de prensa ante los medios, ha rechazado que Delgado vaya a dimitir, tal y como piden PP y Ciudadanos, porque “no nos va a marcar la agenda política un corrupto”. “Este es un Gobierno”, ha señalado “sin hipotecas”. “Hemos venido a limpiar, estamos limpiando y vamos a seguir limpiando”, ha remarcado.

Para el jefe del Ejecutivo la ministra de Justicia “ha sido bastante clara en este asunto” y ha censurado que algunos traten de “dañar” y “desprestigiar” sus más de dos décadas dedicadas al servicio público.

Asimismo, ha recordado que se trata de una persona (Villarejo) “que está en la cárcel” y ha insistido en que su gobierno “está libre de hipotecas y no va a aceptar ningún chantaje”. Dicho esto, ha cargado contra la oposición, a la que ha pedido hacer “autocrítica” sobre esta cuestión.