Sánchez anuncia que el Perte del vehículo eléctrico movilizará más de 12.000 millones en 487 proyectos

Coche eléctrico

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha informado este miércoles en el Pleno del Congreso de los Diputados de que el Perte (Proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica) del Vehículo Eléctrico y Conectado ha cerrado sus convocatorias (el pasado 3 de junio) con un total de 487 proyectos presentados, con una inversión total asociada y movilizada «cómo mínimo de 12.000 millones de euros».

En su comparecencia en la Cámara Baja para dar cuenta de los últimos acuerdos en el Consejo Europeo y el cambio de posición de España respecto al Sáhara Occidental, Sánchez ha asegurado que se han presentado 13 grandes agrupaciones de empresas «que incluyen a grandes fabricantes del país», con un total de 487 proyectos.

El presidente ha asegurado que participarán 311 empresas, un 60% de ellas pymes (182), con una inversión total asociada y movilizada «como mínimo de 12.000 millones de euros destinados a modernizar y electrificar la línea de producción y toda la cadena de suministro».

«Además, se han presentado dos plantas de baterías que son clave para anclar la producción de coches eléctricos en nuestro país en el presente y futuro», ha abundado el presidente, destacando cómo «gracias a este Perte España va a contar con al menos dos gigafactorías, una en la Comunidad Valenciana y otra en Extremadura».

Las ayudas del Perte VEC, recogidas en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el año 2022, ascienden a 2.975 millones de euros. De este monto, 1.425 millones se concederán en forma de préstamos y otros 1.550 millones a través de subvenciones.

Estas ayudas corresponden a la parte industrial, que se completa con el Plan Moves III, de incentivo a la compra de vehículos eléctricos, o el Programa Moves Singulares, entre otros, hasta llegar a los 4.295 millones de euros.

El Gobierno preveía movilizar inversiones privadas por importe total de 19.700 millones, incluyendo más de 12.000 millones de euros vinculados a la cadena de valor del coche eléctrico, y su previsión de creación de empleo podría alcanzar los 140.000 puestos de trabajo, mientras que la contribución al PIB se situaría entre el 1% y el 1,7%.

Otros impactos esperados serían alcanzar durante el próximo ejercicio los 250.000 vehículos eléctricos matriculados en España y entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga desplegados.