Gobierno

El Gobierno extiende la subvención de 20 céntimos por litro de gasolina a todos los consumidores

El presidente del Gobierno anuncia 6.000 millones de euros en ayudas directas y rebajas de impuestos contra los efectos de la guerra.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy un “plan de choque” para paliar los efectos económicos de la guerra en Ucrania que ha valorado en 6.000 millones de euros a través de “ayudas directas y rebajas de impuestos”, incluyendo una subvención del combustible a todos los ciudadanos. Además se fijará un precio máximo del gas, se limitarán los alquileres y se pondrá en marcha una nueva línea de avales ICO, entre otras medidas.

Sánchez, que ha aprovechado un foro empresarial organizado por la agencia Europa Press y McKinsey & Company, ha prometido “desvivirse” para paliar los efectos económicos de la guerra provocada por la invasión de Rusia a Ucrania. Dicho esto, ha adelantado algunas de las medidas del “plan de choque” que el Gobierno aprobará este martes para “blindar el bienestar de nuestras sociedades”.

Este plan, basado en cinco ejes, estará vigente hasta el 30 de junio, según ha anunciado el presidente, contempla 6.000 millones de euros en ayudas directas y rebajas de impuestos, a los que se sumarán otros 10.000 millones en créditos con avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) “para amortiguar impacto de la crisis sobre familias y empresas”.

Las medidas aprobadas por el Gobierno están enfocadas por un lado en la “protección de las familias”, muy afectadas por “la subida del precio del combustible”. En ese sentido, ha anunciado una bonificación de 20 céntimos cada litro de combustible hasta el 30 de junio (15 céntimos los soportará el Estado y el resto las petroleras), así como la prohibición del despido objetivo o los ERTE en materia laboral.

De este modo, la bonificación del combustible se extenderá a todos los consumidores, ampliando el acuerdo alcanzado con los transportistas la semana pasada. Las medidas para el sector del transporte incluyen también un fondo de 450 millones de ayudas directas (1.250 euros por camión) y el acortamiento a un mes de plazo para la devolución del impuesto de hidrocarburos. En total, Sánchez ha recordado que están valoradas en 1.000 millones de euros.

Reducción de la factura de la luz

El presidente del Gobierno ha anunciado asimismo un plan de “ciberseguridad” dotado con 1.000 millones de euros, aunque la principal novedad posiblemente sean las medidas para limitar los costes de la factura energética de familias y empresas. “Esta misma semana España y Portugal vamos a presentar a la Comisión Europea una medida excepcional de fijación de precio de referencia del gas que se utiliza para la producción de electricidad”, ha anunciado Sánchez.

Esta medida, que “no supone subvencionar al gas ni distorsiona el mercado de electricidad, nos va a permitir rebajar significativamente los precios de la electricidad de forma inmediata”, ha prometido el jefe del Ejecutivo, que no obstante no ha detallado cuál será el precio que se fijará.

La segunda iniciativa sobre la energía “es la actualización del régimen retributivo específico de la producción de energía eléctrica a partir de fuentes renovables”, lo que “supondrá una rebaja de cargos del sistema eléctrico de 1.800 millones este año y nos va a permitir que dichos cargos se reduzcan hasta un 55% en 2022”. Esto permitirá “reducir aún más el precio final de la electricidad”, a juicio de Sánchez

En tercer lugar, el Gobierno extenderá hasta el 30 de junio “el mecanismo que debe reducir el exceso de beneficios en el mercado eléctrico causado por el elevado precio de cotización del gas”, ha explicado el presidente. Estas tres “importantes medidas” van a ser completadas con otras medidas regulatorias para acelerar el despliegue de renovables, ha añadido.

Alquileres, IMV y avales del ICO

El Gobierno tomará también acciones en materia de vivienda. “Para evitar subidas elevadas que perjudiquen a arrendatarios”, ha anunciado, “las revisiones de alquileres durante los próximos tres meses tendrán un límite del 2%”. Además, para ayudar a las familias más desfavorecidas se aumentará un 15% la cuantía de la ayuda del ingreso mínimo vital durante los próximos tres meses.

Sánchez ha anunciado además una nueva línea de avales del ICO por 10.000 millones de euros “para cubrir necesidades de liquidez provocadas por el aumento temporal del coste de energía y combustible”. También, “se extenderá el plazo de vencimiento de los prestamos avalados y el de carencia para los sectores más afectados”.

En este acto, el presidente ha estado arropado por buena parte de su Gobierno. En concreto, han acudido la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el reto Demográfico, Teresa Ribera; la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero; la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez; el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños; y la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

“Es muy difícil decirle que no a un plan de estas características”

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha destacado la importancia de las medidas que contempla este plan, cuyas líneas principales ha detallado Sánchez. En su opinión, “es muy difícil decirle que no a un plan de estas características”. Por lo que no contempla que la oposición se oponga al mismo. “Confío en que contemos con el visto bueno de toda la Cámara”, ha afirmado en declaraciones a los medios tras la intervención del presidente del Gobierno preguntada por un posible ‘no’ del PP.

Previamente, ha mostrado su “satisfacción porque vamos a abordar una nueva crisis con templanza, serenidad y con medidas que van a ser eficaces”. “No habrá una bajada general de impuestos, sino que serán dirigidos a colectivos y empresa que más lo necesiten”, ha defendido la vicepresidenta y titular de Trabajo. En este sentido, ha citado, por ejemplo, el aumento en los recursos vinculados a bono social y al Ingreso Mínimo Vital y los ERTE para evitar despidos.

Respecto a los mencionados apoyos parlamentarios, fuentes de Moncloa han apuntado que a lo largo del fin de semana y esta misma mañana el Gobierno ha estado contactando con los y las portavoces de los partidos en el Congreso. En concreto, el ministro de la Presidencia ha hablado por teléfono con representantes del PP, ERC, Ciudadanos, PNV y Más País “para explicar las líneas generales” del real decreto que se aprobará por el Consejo de Ministros.

En estas conversaciones, que también se han extendido al resto de grupos, se ha informado a los mismos de las medidas conocidas hoy.

Más información