Sabadell gana 213 millones hasta marzo, casi el triple, tras la mejora de los márgenes

Banco Sabadell

Banco Sabadell ha cerrado el primer trimestre de 2022 con un beneficio neto atribuido de 213 millones de euros, cerca del triple que un año antes, por los menores costes y mejora de todos los márgenes. Sin tener en cuenta TSB (la filial británica del grupo catalán), el beneficio neto atribuido se sitúa en los 194 millones de euros a cierre del primer trimestre, 2,7 veces más, ha comunicado el banco este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La entidad financiera ha elevado la ratio de capital CET1 ‘fully-loaded’ al 12,45% a cierre de marzo de 2022 y, en términos de liquidez, la ratio LCR (Liquidity Coverage Ratio) se sitúa en el 235% a nivel de grupo.

Asimismo, recoge Europa Press, la entidad ha alcanzado una rentabilidad (ROTE) del 6,5%, situándose por encima de lo previsto en el plan estratégico, que preveía conseguir el 6% en 2023.

Los ingresos del negocio bancario -margen de intereses y comisiones neta- crecen un 3,6% en términos interanuales, hasta los 1.217 millones, y se reducen un 3,5% respecto al trimestre anterior, mientras que el margen de intereses ha aumentado un 3% interanual hasta los 858 millones, principalmente por el crecimiento de volúmenes.

Las comisiones netas, por su parte, han aumentado un 5% respecto a marzo de 2021, hasta los 359 millones, por “el buen comportamiento de las comisiones de servicios y de gestión de activos”, y en el trimestre disminuyen un 9,7% por la estacionalidad positiva del cuarto trimestre del año pasado.

El total de costes disminuye hasta los 726 millones a cierre de marzo, un 5,6% menos que el año anterior, principalmente por los ahorros en gastos de personal, mientras que en la comparativa trimestral se reducen un 4,3%, con la previsión de que haya una mayor reducción en los próximos trimestres con un ahorro estimado de 110 millones en 2022 y de 130 anuales desde 2023.

El crédito vivo de Banco Sabadell cierra el primer trimestre con un saldo de 154.672 millones (1110.378 millones Ex TSB); el crecimiento de la inversión es del 3,1% interanual impulsado principalmente por el aumento de la cartera hipotecaria, donde destaca el crecimiento en TSB.

La producción hipotecaria en España alcanza los 1.261 millones de euros en el trimestre, y el crédito al consumo se incrementa un 11% en términos interanuales y alcanza los 371 millones en el trimestre.

Además, los fondos de inversión aumentaron un 6% interanual hasta los 23.848 millones, y registró un crecimiento en facturación de tarjetas del 27% interanual, hasta los 4.793 millones, y de facturación de TPV’s del 36% en el mismo período, situándose en 9.500 millones de euros.

A cierre de marzo, los recursos de clientes en balance totalizan 161.316 millones de euros (119.118 millones Ex TSB) y presentan un crecimiento del 4,9% interanual (5,7% Ex TSB) -en el trimestre muestran una disminución del 0,4% por vencimientos de emisiones retail-.

Los saldos de cuentas a la vista ascienden a 146.520 millones de euros (106.279 millones Ex TSB), con un incremento del 8,2% interanual (9,7% ex TSB) y una ligera disminución del 0,5% (0,3% Ex TSB) en el trimestre.

El total de recursos de clientes fuera de balance asciende a 40.624 millones de euros a cierre de marzo, un 2,9% interanual más, y los activos totales del grupo ascienden a 253.256 millones (200.441 millones Ex TSB), lo que supone un crecimiento del 3,4% interanual y del 0,5% en el trimestre.

A esto hay que añadir que los activos problemáticos a cierre de marzo muestran un saldo de 7.508 millones de euros (6.210 millones activos dudosos y 1.299 millones activos adjudicados), mientras que la cobertura de activos problemáticos se sitúa en el 53%, y la cobertura de los activos adjudicados del 38%.

La ratio de morosidad del grupo se sitúa en el 3,66% y el coste de riesgo disminuye y se sitúa en 41pbs a cierre marzo de 2022, 8pbs inferior al trimestre anterior y mejora de 28pbs en la comparativa interanual.