Repsol se desmarca de las caídas del Ibex con el empujón de Jefferies y Bankinter

Sede de Repsol

Sede de Repsol

Las firmas de análisis siguen mejorando su valoración de Repsol. Hoy es el turno de Jefferies y Bankinter y la petrolera reacciona con subidas en la bolsa española. Las acciones de la compañía que preside Antonio Brufau ha cerrado con un avance del 0,9%, hasta los 12,30 euros, en un Ibex 35 que ha sufrido caídas del 1,64%.

En concreto, los analistas de Jefferies han subido su consejo sobre Repsol hasta “comprar” desde “mantener”, además han elevado el precio objetivo de sus acciones hasta los 15 euros desde los 12 euros anteriores, lo que supone un potencial de revalorización del 23% con respecto a su cierre ayer en el parqué.

Mientras, los expertos de Bankinter han reiterado su recomendación de “mantener”, pero elevan su valoración hasta los 14,50 euros por título desde los 13 euros, con lo que ven un potencial de subidas del 19%.

La compañía acumula una revalorización en lo que va del año de casi el 16%, beneficiada por el contexto de alza de los precios de la energía. Este miércoles, el Barril de Brent avanza un 1,5%, por encima de los 108 dólares.

REPSOL ENTRA EN EL CAPITAL DE LA CANADIENSE ENERKEM

Hoy también, Repsol ha informado de que ha entrado en el capital de la compañía canadiense Enerkem, líder tecnológico mundial en la producción de combustibles y productos químicos renovables mediante gasificación de residuos no reciclables, con la adquisición de una participación minoritaria tras una inversión de 122 millones de euros.

En concreto, el grupo dirigido por Josu Jon Imaz ha suscrito 54 millones de euros en el capital social de Enerkem y, además, aportará otros 68 millones de euros mediante la suscripción de bonos convertibles que podrían proporcionar a Repsol un aumento en su participación durante los próximos años, en función de una serie de variables financieras.

El desembarco de Repsol en el capital de Enerkem se ha producido dentro del cierre de una nueva ronda financiación por un total de 255 millones de dólares canadienses (unos 187 millones de euros) por este grupo.