Currently set to Index
Currently set to Follow

Repsol acaba sucumbiendo a las dudas del Ibex pese a la subida del precio del petróleo

Repsol gasolinera

Repsol. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de Repsol no han logrado finalmente extender su rally y han acabado cerrando con pérdidas en el Ibex 35. La cotización de la empresa se ha visto condicionada en los últimos días por la subida en el precio del petróleo, después de que la acción coordinada entre EEUU, China y otros países no parezca haber dado los resultados esperados.

Frente a una subida que llegaba a ser de más de un 1% durante la mañana, las acciones de Repsol registraban finalmente un descenso de un 0,75% hasta marcar 10,52 dólares. El valor no logra encadenar su tercera jornada consecutiva de avances, si bien en lo que va de año se anota una revalorización de un 33%. La capitalización bursátil se sitúa en el entorno de los 16.750 millones de euros.

Buena parte de esta subida tiene que ver con la revalorización que ha tenido el precio del petróleo este año a medida que se ha ido retomando la actividad económica mundial. El barril de Brent de referencia en Europa se situaba en la jornada de hoy en los 82,66 dólares, mientras que el West Texas estadounidense se pagaba a 79 dólares.

Las acciones coordinadas por EEUU, China y otros grandes consumidores del oro negro no han parecido tener el efecto deseado de enfriar la subida de precios. De hecho, los expertos anticipan que si el invierno es frío el umbral de los 100 dólares el barril podría alcanzarse en los próximos meses.

EEUU, China, India, Japón, Corea del Sur y Reino Unido han anunciado la liberación de parte de sus reservas estratégicas, pero el mercado considera que será una gota en el océano teniendo en cuenta que la acción coordinada podría alcanzar unos 100 millones de barriles.

El mundo ha consumido 97,53 millones de barriles de petróleo al día este año, frente a los 92,42 millones de barriles diarios de 2020, según la Administración de Información Energética de EEUU. En 2022, esa cifra aumentará a 100,88 millones de barriles diarios.