Reino Unido congela los activos de los mayores bancos rusos

Boris Johnson

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson.

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha anunciado este jueves una nueva batería de sanciones contra Rusia por la invasión a Ucrania, que incluyen la congelación de los activos de los mayores bancos rusos y medidas contra 100 individuos y entidades del país.

Además, los mayores bancos rusos quedarán excluidos del sistema financiero británico, lo que implica que les impedirá acceder a pagos en libras esterlinas. El banco VTB, uno de los principales bancos universales de Rusia y el mayor en términos de capital autorizado, figura en la lista.

Los activos de 100 individuos y entidades también quedarán congelados y la lista de sanciones también imposibilitará que las compañías rusas, también las estatales, obtengan financiación o pidan dinero prestado en los mercados de Reino Unido, recoge Europa Press.

Por otra parte, el Gobierno de Reino Unido ha decidido prohibir las operaciones de la aerolínea Aeroflot, la compañía bandera de Rusia y una de las mayores del país. Además, se suspenderán las licencias de exportación de doble uso para cubrir aspectos que puedan usarse con fines militares y, en unos días, Reino Unido detendrá las exportaciones de artículos de alta tecnología y equipos de refinería de petróleo.

También se establecerá un límite en los depósitos que los rusos puedan hacer en cuentas bancarias británicas. Sanciones similares se harán extensivas a Bielorrusia por su “rol” en la invasión a Ucrania. Ante la Cámara de los Comunes, Johnson ha apuntado a la posibilidad de excluir a Rusia del sistema SWIFT y ha recalcado que “no hay nada fuera de la mesa”, según ha recogido la BBC.

El ‘premier’ británico ha garantizado que Reino Unido trabajará con sus aliados para “atacar” el mercado ruso y también ha prometido contrarrestar las “mentiras y desinformación” del Kremlin. Johnson ha alabado a Ucrania, diciendo que se está defendiendo con “fiereza” de Rusia y ha llamado al presidente ruso, Vladimir Putin, “agresor manchado de sangre”.