Reguladores y supervisores se ponen las pilas para atar en corto las criptomonedas

Criptomonedas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El mercado de las criptomonedas se ha visto sacudido esta semana tras conocerse que Tesla compró 1.500 millones de dólares en bitcoin. A la espera de saber si otras grandes empresas se unen a esta tendencia, los reguladores europeos y estadounidenses empiezan a tomar cartas en el asunto para no quedarse atrás de esta ola, mientras los bancos centrales preparan sus propios lanzamientos.

En los próximos dieciocho meses, “solo el 5% de los tesoreros corporativos es probable que utilicen y reciban criptodivisas, y aproximadamente el 80% de ellos es poco probable que utilicen criptodivisas”, señalan los analistas de Deutsche Bank Research en un informe. “Parte de la razón es la falta de regulación”, añaden estos expertos, que apuntan no obstante que “las cosas se están moviendo y esperamos que 2021 sea un año decisivo para los criptoactivos a nivel mundial”.

“Está claro que los reguladores tienen a las criptodivisas en su agenda regulatoria como una prioridad clave y deberíamos esperar razonablemente que se adopten varias regulaciones para finales de este año”. Por ejemplo, en la Unión Europea, “tras una exhaustiva consulta al mercado a principios de 2020, la UE propuso una regulación única para todos los criptoactivos que no entran en la normativa existente (por ejemplo, la MiFIDII). Se espera que el llamado Reglamento sobre Mercados de Criptoactivos (MiCAR) entre en vigor a finales de este año”.

Mientras, en EEUU el Gobierno ha emitido numerosas guías regulatorias desde principios de 2019 (por ejemplo, el Marco para Activos Digitales). “Se espera que la nueva administración establezca una estrategia colaborativa y unificada para ajustar el marco regulatorio integral existente y establecer nuevas regulaciones según sea necesario para proporcionar seguridad jurídica”.

Los bancos centrales preparan sus propias monedas digitales

Pero si alguien ha visto las orejas al lobo con la irrupción de las monedas digitales son los bancos centrales. Una encuesta realizada en 2021 por el Banco de Pagos Internacionales (BIS) reveló que el 86% de los bancos centrales están desarrollando un CBDC (siglas que responden a moneda digital de banco central).

“El trabajo va mucho más allá de la investigación”, señala Deutsche Bank: “el 14% de los bancos centrales ya están llevando a cabo proyectos piloto, y el 60% están experimentando pruebas de concepto. De cara al futuro, es probable que los bancos centrales que representan una quinta parte de la población mundial emitan una CBDC de uso general en los próximos tres años”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA