Raúl Castro: “Bueno, acabé”

Cuba La Habana capitolio
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Poco menos de 130 minutos necesitó el presidente Raúl Castro al despedirse de sus cargos de presidente de los consejos de Estado y de Ministros no sin dejar por sentado que la isla continuará el rumbo socialista trazado por Fidel y la continuidad del partido comunista como rector de toda la sociedad y del que continuará hasta el 2021 como su primer secretario.

Ante la presencia de 603 diputados (faltó uno) y una cantidad indeterminada de invitados, salió varias veces de su discurso escrito para improvisar sobre puntos cardinales de la actualidad cubana, sus problemas y retos, y el complejo panorama internacional donde no faltó la solidaridad para con Venezuela y el recrudecimiento de las relaciones con EEUU.

Como pocas veces en la historia de la revolución, resaltó sobremanera las condiciones del nuevo presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez de quien, para asombro de todos, nominó como futuro primer secretario del partido comunista una vez que él pasara de general a ser “un soldado más de este pueblo defendiendo a la revolución”.

Castro, quien en junio cumplirá 88 años, se mostró con buen sentido del humor, crítico y cifró las esperanzas de que su sustituto lleve a feliz término tan complejas responsabilidades.

Díaz-Canel, que recientemente ha cumplido 58 años de edad, deberá enfrentar uno de los momentos más difíciles de la etapa revolucionaria con serios problemas en la economía y otros frentes que afectan el día a día del pueblo cubano.

Y no son pocos los que han confesado no querer estar en sus zapatos.

La despedida de Raúl fue sorpresiva. No acudió a ninguna de las frases y consignas que acompañan la fraseología revolucionaria. Se limitó a decir “bueno, acabé” e hizo un saludo militar al nuevo Presidente.