Rajoy se cartea con Puigdemont mientras pasa de Sánchez

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aún no ha recibido noticias del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Los días pasan y el líder del PP sigue sin llamar al socialista tras su victoria en las primarias del domingo. Y lo hace para “no molestar”. Eso sí, sí que ha escrito este jueves una carta al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, en respuesta a su misiva en la que plasmó su voluntad de negociar un referéndum.

Rajoy firma una carta dirigida a Puigdemont en la que reitera su “voluntad de dialogar y de llegar acuerdos con la Generalitat de Cataluña, como con cualquier otro gobierno autonómico, es plena y sincera”. Eso sí, esta “voluntad de entendimiento tiene como único límite el respeto a la soberanía nacional y al Estado de Derecho que rige en nuestro país”.

“Tal y como he tenido ocasión de manifestar reiteradamente, también en los encuentros que hemos mantenido, ni usted ni yo tenemos capacidad para negociar sobre aquello de lo que no disponemos”, destaca el jefe del Ejecutivo, que asegura que “ello supondría hurtar de sus derechos al conjunto del pueblo español, y por ende, a los catalanes, y ningún legítimo gobernante puede proceder de esta manera”.

Tras insistir en su invitación a debatir su propuesta en el Congreso de los Diputados, Rajoy aclara que lo que no cabe “es plantear una negociación a espaldas de los verdaderos cauces democráticos y de la Ley” y que la obligación de su Gobierno “es y será, siempre, actuar en defensa de la libertad, la convivencia pacífica y los derechos de todos los catalanes y del resto de ciudadanos españoles”.

“Por todo ello, considero inexcusable volverle a reiterar no sólo la imposibilidad de tomar parte en aquello que propone, sino también la imposibilidad de que su Gobierno plantee tan grave amenaza a la convivencia y al orden constitucional”, sostiene en esta carta en la que le invita a recuperar “los planteamientos que se ajusten al común marco de convivencia”.

Esta comunicación choca de lleno con la actitud del presidente del Gobierno con el líder del PSOE, con el que aún ni ha hablado. Y estamos a jueves.