Rajoy encarrila los presupuestos tras pactar con Urkullu el Cupo vasco

Interior del Congreso de los Diputados
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Mariano Rajoy ya toca con los dedos los Presupuestos Generales del Estado de 2017. A falta de unos flecos, el concepto más importante sobre el que pendían se ha desbloqueado este mediodía: el Cupo vasco.

El Gobierno de Mariano Rajoy y el gobierno vasco liderado por Iñigo Urkullu han alcanzado un acuerdo sobre el Cupo que la Administración vasca tendrá que pagar al Estado a cambio de las competencias que éste desarrolle en la Comunidad Autónoma. Este pacto desbloquea las negociaciones para los presupuestos generales, y por tanto, el Partido Popular atisba un horizonte plano y sin (mayores) complicaciones.

Los nacionalistas han hecho valer de este modo pragmático sus cinco diputados en el Congreso. El Gobierno necesita el apoyo de esos cinco parlamentarios del PNV para llevar a cabo los presupuestos, que si todo sucede como parece, saldrán adelante tras repetición de votaciones.

Repetición porque en caso de empate, que es lo que se presupone que habrá (175 frente a 175), la votación se repite hasta en tres ocasiones hasta que, si no hay mayoría contraria, los presupuestos quedan automáticamente aprobados.

Diez años de lucha por el Cupo

Los gobiernos español y vasco han logrado un acuerdo que solucionan diez años de encontronazos entre ambas administraciones. El Ejecutivo de Vitoria considera que el pacto va a servir “para clarificar el panorama financiero de las instituciones vascas de los últimos 10 años y de los próximos cinco años”.

En la negociación, ambos Gobiernos trataban de llegar a un acuerdo sobre la liquidación de los Cupos correspondientes a los dos últimos quinquenios, el 2007-2011 y el de 2012-2016, además de definir la nueva Ley Quinquenal.

En cualquier caso, el PNV se quiere quitar cualquier responsabilidad sobre un ‘blanqueo’ de la corrupción del PP. “Nosotros estamos moviéndonos en un terreno político-institucional y respondiendo a unas responsabilidades de las que no podemos abdicar. La sociedad nos ha puesto aquí para buscar soluciones”, ha señalado Josu Erkoreka, portavoz del Gobierno Vasco, a Radio Euskadi.