¿Qué significan los 700 millones de euros que busca ingresar el FC Barcelona?

FC Barcelona

FC Barcelona

En una asamblea general de socios, Joan Laporta, el presidente del FC Barcelona, consiguió la aprobación para la venta de activos del club que le podrían permitir ingresar cerca de 700 millones de euros. 

El club se encuentra sumido en una crisis financiera sin precedentes y que ya está afectando la planificación deportiva, tan necesaria para volver a conseguir títulos. 

Pese a que el Barça tiene buenas opciones en LaLiga, no es ni muchos menos considerado como un favorito en Champions League. Pero de conseguir solventar los problemas financieros y cerrar los fichajes que baraja la dirección deportiva, las apuestas deportivas podrían mejorar de cara a las posibilidades del FC Barcelona. Y entonces podría resultar interesante creer en una posible consecución de una Champions, ya sea mediante pronósticos habituales o con las diversas promociones, incluyendo las apuestas gratis, las cuales permiten también lanzar pronósticos sin inversión económica. 

La votación de socios otorgó permisos a la junta directiva para vender un 49,9% de la sociedad BLM (Barcelona Licensing & Merchandising) y hasta un 25% de los ingresos por derechos de TV de los próximos años. 

BLM es la compañía que maneja todo el merchandising y los derechos comerciales del club, creada luego de que el Barça se hiciera con los derechos que hasta el 2018 pertenecían a Nike como patrocinador principal del club. 

Fuentes cercanas al club comentaron que tuvieron negociaciones con hasta 9 potenciales socios para hacerse con una parte minoritaria de BLM y así compartir ganancias. El vicepresidente del área financiera, Eduard Romeu, dijo que el club rechazó una oferta de 275 millones de euros por BLM, que juzgaron muy baja. 

La otra parte del voto trataba de los derechos televisivos del club, de los cuales el Barcelona pretende vender hasta 500 millones de euros por un 25% del valor total. Es un tipo de trato similar al que están obteniendo el resto de los clubes de primera y segunda división en España por parte de CVC, aunque en peores condiciones. Hay que recordar que el Barça forma parte del grupo de clubes que no firmaron el acuerdo de CVC por participar del intento fallido de la Superliga. 

El FC Barcelona necesita cubrir las pérdidas que se vienen arrastrando desde hace varias temporadas y, en particular, necesitan ingresar al menos 500 millones antes del 31 de julio, día en el que se hacen los cálculos de límites salariales de plantilla para LaLiga. 

Este es un tema muy delicado para el Barça, ya que, en los últimos dos mercados de fichajes, tuvieron que realizar malabares financieros y negociar la baja salarial de varios jugadores para poder inscribir recientes fichajes como Memphis Depay, Eric García y Sergio Agüero. 

La entrada de estos flujos de dinero podría significar finalmente el desbloqueo de la situación de Robert Lewandowski. El delantero polaco incluso hizo público su deseo de salir del Bayern Múnich e internamente se sabe que quiere recalar en el Camp Nou. Pero la situación del Barça es tan crítica, que ni queriendo las dos partes llegar a un acuerdo, logran arreglar el foso económico. 

La consecución de los 700 millones también significaría que quizás el Barça no tendría que estar obligado a vender a sus estrellas, como Frenkie de Jong, que ya está haciendo las maletas a Manchester para vestirse de rojo y contra su voluntad de querer permanecer de blaugrana. 

Al mismo tiempo, le permitiría tener más margen para cerrar la renovación del canterano Gavi, que explotó durante la temporada 21-22 y que actualmente está pendiente de firmar un nuevo contrato. 

En la cola de llegadas siguen esperando igualmente Andreas Christensen y Franck Kessié, con quienes el club ya llegó a un acuerdo, pero que tampoco pueden terminar de cerrar el fichaje por las restricciones presupuestarias. 

Así como lo dijo el propio presidente del club durante la asamblea de socios: “El Barça pasó de estar en una condición terminal a ser traspasado a la unidad de cuidados intensivos”. 

Ahora quedará por ver si la junta directiva podrá lograr vender los activos mencionados. El futuro del club depende de estas operaciones.