Que no suenen las alarmas: los expertos no esperan que el precio del petróleo siga su escalada

petroleo extraccion
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La decisión de EEUU de endurecer su postura respecto a las exportaciones de petróleo de Irán disparó el precio del barril Brent por encima de los 74 dólares. El oro negro estaba por debajo de los 55 dólares a finales del año pasado, por lo que su escalada ha hecho sonar todas las alarmas. Sin embargo, los expertos no creen que esta subida tenga mucho recorrido.

Entre los analistas que no esperan más subidas se encuentran los de Goldman Sachs, que consideran que la reciente decisión de EEUU tendrá a medio plazo un impacto limitado en el precio del petróleo, a pesar de que el momento del anuncio sorprendiese a los operadores de los mercados de materias primas.

“Aunque reconocemos los riesgos al alza de los precios a corto plazo, reiteramos nuestro rango de negociación de precios del Brent fundamentalmente entre 70 y 75 dólares por barril para el segundo trimestre de 2019”, ha señalado el banco de inversiones en una nota recogida por Reuters.

Y es que todo parece indicar que la brusca subida en el precio del petróleo se debió más a la sorpresa que a lo que pueda afectar a la producción mundial. Warren Patterson, jefe de estrategia de materias primas de ING, señala en un informe que el anuncio “fue bastante sorprendente y esto se reflejó en el repunte del precio” del oro negro.

Las exportaciones de petróleo iraníes durante marzo promediaron 1,3 millones de barriles por día, de acuerdo con los datos de rastreo de buques de Bloomberg, por lo que si EEUU tiene éxito en reducir las exportaciones “a cero” como ha anunciado, esto llevaría a una restricción significativa en el mercado petrolero. Sin embargo, ING considera que cortar completamente las exportaciones es un escenario poco probable.

En ese mismo sentido, el ministro saudí de Energía ya ha dicho que el país y otros miembros de la OPEP se asegurarán de que el mercado avance de forma equilibrada tras la decisión estadounidense. “Arabia Saudí tiene mucho espacio para aumentar la producción y aun así cumplir con el acuerdo de reducción de producción”, apunta Patterson. Según el acuerdo, el Reino debería estar produciendo alrededor de 10,3 millones de barriles al día, pero en los últimos meses los saudíes han estado bombeando alrededor de 9,8 millones. “A medida que nos acercamos al verano, se espera que la producción nacional aumente”.

EEUU endurece su postura

Las alarmas se encendieron el pasado lunes cuando el Gobierno estadounidense anunciaba el fin de las exenciones para la compra de petróleo iraní. “El presidente Donald J. Trump ha decidido no renovar las Excepciones de Reducción Significativa cuando expiren a principios de mayo. Esta decisión busca llevar las exportaciones de petróleo iraní a cero, denegando al régimen su principal fuente de ingresos”, ha señalado la Casa Blanca en un comunicado.

En noviembre del año pasado, EEUU volvió a imponer sanciones a las exportaciones de petróleo iraní después de que el presidente Donald Trump se retirara unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y seis potencias mundiales. Washington, sin embargo, concedió a los ocho principales compradores de petróleo de Irán exenciones a las sanciones que les permitían compras limitadas durante seis meses adicionales hasta el 2 de mayo.

Los ocho compradores son China e India -los mayores clientes de Irán- seguidos de Japón, Corea del Sur, Italia, Grecia, Turquía y Taiwán.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish