Pulso entre Salvini y Di Maio por el rescate de Banca Carige

Bandera de Italia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno italiano aprobó anoche un decreto ley con el que abre la puerta a que Banca Carige, intervenida por el Banco Central Europeo (BCE) la semana pasada, acabe recibiendo ayudas públicas, bien mediante una recapitalización directa o bien mediante la garantía del Estado ante futuras emisiones de obligaciones.

Después de que la semana pasada el BCE interviniese Banca Carige y nombrase a tres administradores temporales para el décimo banco del país, el Ejecutivo italiano ha aprobado un decreto con medidas urgentes para “permitir que los administradores tomen las iniciativas necesarias para preservar la estabilidad y la consistencia del gobierno de la compañía, completar el fortalecimiento de los activos del banco y continuar con la reducción de préstamos deteriorados”.

A Carige se le da la posibilidad “de acceder a formas de apoyo de liquidez pública que consisten en la concesión por el Ministerio de Economía y Finanzas de la garantía estatal sobre pasivos recién emitidos o sobre préstamos otorgados por la autoridad discrecional del banco”. Asimismo, en caso de que sea necesario, “se prevé la posibilidad de que la entidad acceda, a través de una solicitud específica, a una recapitalización pública como medida de precaución”.

El Ejecutivo italiano subraya que “las garantías previstas se concederán de conformidad con las normas sobre ayudas estatales”.

La posibilidad de que Banca Carige acabe siendo recapitalizada podría abrir grietas en la alianza de Movimiento Cinco Estrellas y Liga Norte, según publica Bloomberg. Aunque ambos partidos, que forman la alianza de Gobierno, se presentaron en casos similares pasados como defensores de los pequeños ahorradores y el dinero de los contribuyentes, la Liga que dirige Matteo Salvini tiene que responder ante su base electoral del más rico norte de Italia, mientras que Luigi Di Maio y su Movimiento Cinco Estrellas es más fuerte en el más empobrecido sur.

“No quiero que se use dinero público para que Carige salve a los amigos del establishment”, avisó antes de la aprobación del decreto el senador de Cinco Estrellas Elio Lannutti. Su colega de partido, Davide Zanichelli, que forma además parte del comité de finanzas de la cámara baja, apuntó que el Gobierno debería insistir en “alguna forma de nacionalización” si se usa dinero público en el rescate.

Sin embargo, la Liga Norte estaría presionando para que un banco más grande se haga cargo de Banca Carige, utilizando si es preciso dinero público para endulzar la operación.