La debacle del 4M fuerza a Franco a dimitir y deja al PSOE de Madrid en manos de una gestora

José Manuel Franco y Ángel Gabilondo en la noche electoral.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El fracaso electoral cosechado por el PSOE de Madrid el pasado 4 de mayo ya se ha cobrado la primera dimisión. El secretario general de los socialistas de la Comunidad, José Manuel Franco, ha presentado su renuncia “con efecto inmediato”. Asume así “la responsabilidad del pésimo resultado” de esta cita en las urnas, destacan desde el partido.

La marcha del máximo responsable de los socialistas madrileños, defiende la formación en una nota, “también supone que no se utilice el mal resultado en los comicios para atacar al Partido Socialista y al Gobierno de España”. Dicho esto, se anuncia la designación de una nueva gestora.

Hasta la celebración de un congreso regional, previsto para finales de año, se hará cargo de la dirección del PSOE-M una gestora nombrada por la dirección federal. No es la primera vez que un órgano de este tipo asume el control del partido en la región. Ya ha pasado varias veces: en 2007 y en 2015.

La salida de Franco llega después de la tensa reunión ayer de la Ejecutiva Regional, en la que varias voces reclamaron la dimisión en bloque de la cúpula del partido ante el fracaso en las urnas. Y es que, el PSOE ha sufrido una derrota sin precedentes. Los socialistas han pasado en dos años de ser primera fuerza en la Comunidad de Madrid a ser adelantados por Más Madrid.

Muchas miradas se dirigen ahora hacia la figura de Juan Lobato. El que fuera alcalde de Soto del Real fue ‘número cuatro’ de la lista de Ángel Gabilondo a las elecciones del martes y su nombre suena como posible líder de los socialistas.