Presión sobre la deuda griega mientras se agota el tiempo para llegar a un acuerdo

Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Presión sobre la deuda griega en los mercados de renta fija después de que ayer Grecia y los acreedores no lograran llegar a un acuerdo sobre el rescate al país. Las conversaciones se retomarán el próximo mes de junio, con vistas a que se llegue a un acuerdo antes de julio, cuando el país heleno se enfrenta a importantes vencimientos.

Siete horas de conversaciones entre Alemania, Grecia y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se desmoronaron ayer por la noche, cuando el FMI pidió a la zona del euro que agregara más detalles a las opciones de alivio para la deuda griega.

Tras este nuevo retraso los rendimientos de los bonos a dos años de Grecia subían en la mañana de hoy 25,4 puntos básicos (0,254 puntos porcentuales), alcanzando el 5,4% que supone su cota más alta en un mes.

Los títulos de deuda a largo plazo también estaban bajo presión, con la rentabilidad de los bonos a 15 años de Grecia subiendo 5,7 puntos básicos esta mañana hasta el 6,302%.

Tal y como destacan los analistas de Rabobank en un informe que recoge el Financial Times, el alivio de la deuda y la liberación del último tramo de rescate están vinculados, ya que el FMI pide algún paquete de alivio, mientras que el Eurogrupo es reacio a liberar el próximo tramo sin que participe el FMI. El Eurogrupo mantiene asimismo que cualquier decisión final sobre el alivio de la deuda sólo se tomará después del fin del rescate a mediados de 2018.

Aunque esta situación parece tener una resolución que va a ser extremadamente difícil, se ha expresado la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo sobre el tramo de financiación y el alivio de la deuda en la reunión del Eurogrupo del 15 de junio, recuerdan los expertos.

El gobierno alemán ha estado particularmente interesado en retrasar la decisión final sobre el alivio de la deuda hasta 2018 dado que tiene elecciones nacionales que tienen lugar en septiembre. Si bien esta sigue siendo claramente la posición del ministro Schäuble, ayer se vio al ministro alemán de Exteriores (de los socialdemócratas) apuntar a que Alemania debe cumplir su promesa de conceder a Grecia un alivio de la deuda a cambio de reformas.