PP y Ciudadanos piden que Sánchez explique en el Congreso la posición de la Abogacía del Estado

Pedro Sánchez
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La decisión de la Abogacía del Estado de descartar el delito de rebelión en su escrito sobre los presos del procés no ha gustado a PP y Ciudadanos. De hecho, han acusado a Pedro Sánchez de haber “obligado” a este organismo para “conceder privilegios a los separatistas”. Algo que las dos formaciones quieren que el presidente del Gobierno explique en el Congreso.

De esta manera, los dos partidos registrarán la petición de comparecencia del líder del Ejecutivo. Sin ir más lejos, el PP ya lo ha hecho con el fin de que Sánchez informe de “las directrices que el Gobierno ha impuesto a la Abogacía del Estado para la preparación del escrito de acusación en el procedimiento penal que se sigue contra los presuntos autores del delito de rebelión, sedición y malversación por los hechos del 1-O en Cataluña”.

Pablo Casado, en un tuit, ha exigido que el socialista comparezca en el Congreso “para explicar su orden a la Abogacía del Estado de retirar la acusación por rebelión a los secesionistas”. Al mismo tiempo, el PP buscará que Dolores Delgado declare en la Comisión de Justicia del Congreso de la ministra de Justicia.

Por su parte, Albert Rivera ha denunciado que el Gobierno está intentando “tomar el pelo a los españoles” por hacer de “abogado defensor de los golpistas”: “Les promete indultos si hay condena y encima pretende humillarnos y tomarnos el pelo. Pasen y vean el despropósito”.

Ciudadanos ha reprochado que Sánchez “obligue” a la Abogacía del Estado a descartar el delito de rebelión para “conceder privilegios a los separatistas”. Todo con un fin: “Mantenerse en la Moncloa”.

Es más, la formación naranja, tal y como ha recogido Europa Press, ha asegurado que “el señor Sánchez le quiere reducir la pena a la mitad” a Oriol Junqueras para que “le apruebe sus Presupuestos”. Sin embargo, ERC ya ha avanzado que no apoyarán las cuentas tras ver que no ha habido gesto alguno por parte del Estado.