¿Por qué se ha frenado la escalada en las rentabilidades de los bonos?

EEUU estados unidos bandera alambre de espino muro carcel

EEUU

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las rentabilidades de los bonos de EEUU empezaron a subir a gran velocidad a comienzos de año, pero tras haber llegado a tocar un 1,7% en el ‘treasurie’ a diez años, lo cierto es que llevan dos meses prácticamente anclado en el 1,60%. ¿A qué responde esta estabilización?

“La estabilidad de los rendimientos nominales y el bajo nivel de los rendimientos reales se está convirtiendo en una especie de ‘acertijo sin respuesta’ (conundrum),  un término acuñado por el presidente Greenspan a mediados de la década de 2000 para describir la estabilidad de los rendimientos a largo plazo incluso cuando la Fed estaba subiendo tipos”, señalan en un informe el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés).

En tiempos de Greenspan, se pensó que las entradas extranjeras en los bonos del Tesoro de EEUU -sobre todo de fuentes oficiales debido a las intervenciones en el mercado de divisas- eran el factor diferencial.

Los expertos del IIF utilizan en un informe este punto de partida para examinar las posibles razones por las que los rendimientos son tan estables ahora. Las tres opciones que barajan son los datos “contradictorios” que aún no han mostrado un repunte convincente de EEUU;  las compras de la Fed; y la compra extranjera de títulos del Tesoro de EEUU.

Las posibles respuestas

“El flujo de datos mixtos de EEUU es la explicación más plausible, lo que significa que es probable que los rendimientos de EEUU suban a medida que se acumulen las pruebas de una mayor actividad. No creemos que las compras de la QE de la Reserva Federal sean un factor impulsor y no encontramos pruebas de grandes entradas de capital extranjero en los bonos del Tesoro”, apuntan los expertos.

Por un lado, la QE ha estado funcionando a “un ritmo fijo” de alrededor de 20.000 millones de dólares por semana durante “mucho tiempo”, lo que significa que es “poco probable” que esté impulsando los rendimientos en un sentido u otro. Por otro lado, las entradas extranjeras “parecen ser débiles desde hace algún tiempo”, lo que deja a los datos “contradictorios” como “la explicación más probable” a la actual situación de estabilidad, de acuerdo con los expertos.

“La subida de los rendimientos a principios de año reflejaba un cambio de expectativas que anticipaba gran parte del repunte económico”, señala el IIF. Sin embargo, “los datos recientes no han superado de forma convincente esas expectativas, por lo que creemos que el rendimiento a 10 años se ha mantenido tan estable”.

Los autores del informe avisan no obstante de que “a medida que EEUU siga vacunando y reabriendo [la economía], eso cambiará. Las pruebas de la recuperación serán más convincentes, lo que presionará al alza los rendimientos de los bonos a más largo plazo”.