Popular se hunde un 15% desde la designación de Saracho

Emilio Saracho y Pedro Larena
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Llueve sobre mojado en Popular. El banco suma este martes una caída del 6% al imparable tobogán bajista que en los últimos meses viene acumulando sin remedio. Desde que se señaló a Emilio Saracho como sucesor de Ángel Ron en la presidencia, la entidad ha perdido un 15% de su valor en Bolsa.

El nombramiento de un nuevo círculo de confianza en torno al recién llegado presidente no ha servido como freno a las caídas. Más bien lo contrario. La designación del nuevo consejero delegado justo después de la celebración de la agitada junta de accionistas, la retirada del vicepresidente y el relevo en la dirección financiera de Popular no han hecho más que acrecentar las dudas del mercado sobre cuáles serán los próximos pasos en el incierto destino que el mismo Saracho vaticinó ayer para la institución que capitanea.

Las alzas que el valor se apuntó en las sesiones sucesivas al señalamiento de Saracho que provocaron, además, la espantada de varios inversores bajistas, cuya presión sobre el banco había alcanzado cotas insólitas, ya son cosa de la historia. Desde los máximos conseguidos apenas una semana después de haberse anunciado el relevo presidencial, el descalabro en Bolsa ya acumula un tercio de la capitalización bursátil que entonces logró sumar. Este martes, se pierden de vista incluso los 0,70 euros por acción, mínimos de su historia bursátil.

Desde las principales casas de inversión y análisis que siguen a la entidad que hasta el pasado 20 de febrero comandaba Ángel Ron se apunta que el mensaje de su sucesor ha llamado más a la incomodidad que a la calma de los accionistas. Después de haber anunciado cambios en la cúpula de administración del banco y revisado a la baja las cuentas del pasado ejercicio, la puerta abierta a una nueva ampliación de capital o bien a la fusión con un tercero ha desbocado la especulación bajista sobre sus acciones.

El mismo Saracho que con su designación el pasado 1 de diciembre atrajo a carteras de perfil oportunista pero con visión alcista, no ha logrado hacer lo mismo desde que tomó posesión del cargo, lo que se demoró hasta la celebración de junta extraordinaria el 20 de febrero. Desde entonces, el redoble de los bajistas se deja sentir en un retroceso del 17%, una brecha que se amplía al 24% si se toma como punto de referencia el cierre del pasado mes de marzo y que convierte a la entidad en uno de los valores con peor comportamiento en el arranque de este segundo trimestre del año.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA