Podemos ‘vintage’: Pablo Iglesias desempolva a ‘la casta’ para recuperar el espíritu del 15-M

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos

Podemos recupera sus ‘greatest hits’ para este año con el objetivo de introducir cuestiones sociales y políticas ajenas a Cataluña en un debate mediático que le ha perjudicado. La cuestión catalana ha deparado un deterioro significativo en las fuerzas generalistas de izquierdas y un trampolín para Ciudadanos. Para reverdecer viejos laureles, Pablo Iglesias ha recuperado en su discurso una palabra que recuerda al nacimiento de Podemos: la casta.

Es fundamental limpiar a toda esa casta de empresarios y parásitos políticos que manchan el buen nombre de España”. Esas fueron las palabras que empleó el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en una entrevista concedida a Cuatro.

Una frase que traslada al público lo que el partido ya ha decidido hacia dentro. Abandonar relativamente el debate territorial de Cataluña, delegarlo a Xavier Domenech, y apostar por lo que un día les funcionó. Denunciar la corrupción y priorizar las políticas sociales sobre las personas más desfavorecidas.

Podemos es consciente de que no ha sido capaz de saltarse la agenda mediática que monopoliza España desde el mes de septiembre. La cuestión catalana ha sepultado su estrategia y por momentos ha parecido que no tenían más discurso que el de la espera. En gran medida porque los medios solo han interrogado a los partidos por Puigdemont, el 155 o el 1-O.

La vida en España durante meses ha sido lo que sucede entre la ley de transitoriedad jurídica del Parlament y la huida de Puigdemont a Bruselas. En el medio, el abismo o la equidistancia, que para Podemos ha resultado ser lo mismo.

En ese sentido, y sabedores de que el futuro del partido pasa por tener buenos resultados en las elecciones municipales y autonómicas de 2019, los morados quieren recuperar el ‘espíritu del 15-M’. El espíritu de denuncia sobre la corrupción, las desigualdades, los derechos sociales y el feminismo. Un todos contra Podemos y un Podemos contra todos.

“Por eso nosotros decimos que es intolerable que una organización de corruptos siga parasitando las instituciones y gobernando. Es una vergüenza internacional que un partido de corruptos, que sistemáticamente dé noticias por la acción de la justicia, siga gobernando en este país, utilizando los Ministerios para protegerse”, denuncia Pablo Iglesias.

¿Tapadera catalana?

El líder de Podemos considera que el Gobierno de Mariano Rajoy utiliza la cuestión catalana como tapadera de sus problemas relacionados con la presunta corrupción cometida en diversas comunidades autónomas.

Sin ir más lejos, un día después de que Ricardo Costa señalara a Francisco Camps como ‘cerebro’ de la presunta financiación irregular del PP de Valencia, el Ejecutivo ha anunciado que va a poner un recurso al Constitucional contra la designación de Carles Puigdemont como candidato a la investidura para volver a presidir la Generalitat.