Podemos respeta y apoya que Rodríguez no se querelle contra Batet aunque manifestó su predisposición de denunciarla

El portavoz de Podemos, Pablo Fernández - Jesús Hellín - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El coportavoz estatal de Podemos, Pablo Fernández, ha manifestado su respeto a la decisión del exdiputado Alberto Rodríguez de no interponer finalmente una querella por presunta prevaricación contra la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tras contratar a un nuevo equipo legal, pero ha dejado claro que manifestó su intención de emprender estas acciones legales ante la retirada de su escaño.

Además, ha explicado que no informó al partido de su determinación de dejar la formación morada, que comunicó el pasado sábado, y se ha remitido a las explicaciones del propio Rodríguez, quien aludió a que era el momento de terminar con un ciclo.

En rueda de prensa en la sede del partido junto a su homóloga Isa Serra, el dirigente de Podemos ha asegurado que respaldan y apoyan cualquier decisión de su excompañero.

Fernández ha desgranado que Rodríguez, en un primer momento, manifestó su voluntad de actuar legalmente, por medio de una querella, si se consumaba la «tropelía» de que se le quitara el escaño bajo la justificación de la sentencia del Tribunal Supremo, cuando el fallo «no dice en ningún momento» que la inhabilitación del sufragio pasivo comportaba quitarle también el acta de diputado.

«HA CAMBIADO DE CRITERIO Y LO RESPETAMOS»

Posteriormente, ha especificado que es Rodríguez quien tiene la «legitimidad activa» para dirigir la estrategia jurídica y que tras recurrir a dos letrados expertos en derecho europeo para el proceso que va a emprender (uno de ellos el abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Gonzalo Boye) ha optado por no recurrir a la fórmula de la querella y decantarse, por ahora, en dos recursos de amparo al Tribunal Constitucional.

«Rodríguez ha cambiado de criterio y nosotros le respetamos, le respaldamos y le apoyamos en la toma de decisiones que adopte y quiera tomar», ha enfatizado Fernández durante su comparecencia de prensa.

Y es que ante el «atropello jurídico» que ha sido la pérdida de su escaño sin «ningún tipo de parangón», ve «lógico» que barajase querellarse contra Batet, pero si finalmente ha cambiado su estrategia y ha decidido no presentarse, lo van a respaldar.

LA DIRECCIÓN Y LOS 35 DIPUTADOS CONOCÍAN LOS PLANES DE QUERELLA

Por tanto, el corportavoz de la formación morada ha negado que exista un cambio de criterio y ha aseverado que el viernes, cuando se comunicó la opción de presentar esa querella, la dirección del espacio confederal de Unidas Podemos estaba informada y al tanto de esa voluntad de ir por la vía penal, además de los 35 diputados en el Congreso. De esa forma, Unidas Podemos se puso a disposición de su excompañero si proceder por la vía de la querella.

Una idea en la que ha ahondado Serra, tras ser preguntada sobre si otros líderes del espacio confederal (como los comunes o los ministros Alberto Garzón o Yolanda Díaz) sabían de la intención de querellarse contra Batet, que «obviamente» estaban en conocimiento e informado todo el espacio confederal, no solo la dirección sino también sus 35 parlamentarios en la cámara baja.

A su vez, Fernández ha respetado la decisión de Alberto Rodríguez de dejar el partido, de la que no informó previamente al partido, y ve comprensible que abandone la formación tras vivir unas «horas difíciles», en la que ha padecido una «injusticia enorme y sin precedentes». No obstante, el coportavoz estatal del partido ha subrayado que Podemos «siempre será la casa» del exparlamentario.