Podemos pide al Gobierno que condene los bombardeos de EEUU, Francia y Reino Unido a Siria

Avión militar
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El bombardeo sobre Siria llega al Senado. Después de aterrizar en el Congreso de los Diputados con varias preguntas a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, Unidos Podemos ha registrado una moción para instar al Gobierno de Mariano Rajoy a que condene los ataques aéreos perpetrados por EEUU, Francia y Reino Unido.

A través de esta iniciativa presentada por las senadoras de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea Idoia Villanueva y Sara Vilà, portavoz y portavoz adjunta en la Comisión de Exteriores del Senado, la organización también anima a que el Senado reclame a Rajoy un paso adelante para liderar una agenda de paz en Oriente Medio.

Sin embargo, la moción tiene pocas posibilidades de éxito. En el Senado, el PP tiene mayoría absoluta y el Gobierno ya aseguró el mismo sábado que el ataque fue “una respuesta legítima y proporcionada”, que “debe enmarcarse en la utilización de armas químicas por el régimen sirio contra la población civil”.

En este sentido, Unidos Podemos ha denunciado que los tres países lanzaron la ofensiva “sin el consentimiento de la comunidad internacional”. Al mismo tiempo, las senadoras han recalcado que España “ha colaborado con este bombardeo cediendo la base de Zaragoza” y sigue teniendo activada la misión Activa Fence, que cuenta con una batería de misiles Patriot en Turquía para proteger a este país como aliado de la OTAN ante un posible ataque de Siria, según el Ministerio de Defensa.

Para Sara Vilà, puesto que “no hay ninguna resolución de las Naciones Unidas que haya legitimado este ataque”, España no puede “de ninguna manera dar apoyo a este camino de la política exterior estadounidense que está fuera del derecho internacional y de las Naciones Unidas, e incluso del consenso de la OTAN”.

Por ello, las senadoras han instado al Gobierno a condenar los bombardeos y “poner fin de manera inmediata a las masivas violaciones de Derechos Humanos que sufre desde hace siete años el pueblo sirio”, además de “no colaborar con ningún ataque ilegal a Siria, suspender la misión Active Fence en Turquía y seguir apostando por investigaciones independientes de la ONU en relación a las armas químicas”.

Por último, el partido morado ha reclamado “una tregua humanitaria garantizada por la comunidad internacional con voluntad para negociar un acuerdo de paz definitivo en el que se tenga en cuenta a todas las partes”.