PharmaMar y Rovi, apuestas del sector farmacéutico para invertir en bolsa

Bolsa de Madrid Ibex 35

Ibex 35.

El Ibex 35 no parece haber comenzado con ‘buen pie’ el mes de junio. Tras cerrar mayo con una subida de más del 3%, el ‘rojo’ se ha instalado en el parqué, que se sitúa lejos de los 8.900 puntos. Ante esto, toca cuidar, más que nunca, dónde se invierte. Un escenario en el que los expertos consultados por EL BOLETIN ponen el acento en el sector farmacéutico. En concreto, destacan dos valores: PharmaMar y Rovi. Asimismo, recomiendan ACS, Acerinox y Naturgy.

Para José Ramón Sánchez Galán, analista independiente, “el verdadero éxito de las empresas farmacéuticas es la aprobación de sus medicamentos, tras un prolongado proyecto de investigación, y es lo que lo que premia el mercado”. Así, destaca que PharmaMar “está a expensas de tres ingresos principales: Zepzelca (lurbinectedina), un tratamiento del cáncer de pulmón microcítico metastásico, y que supone casi el 60% de valoración; Yondelis, con cada vez menos peso (aproximadamente un 25%); y Aplidin, en un 19%”. En su opinión, la farmacéutica podría contar con la aprobación de Zepzelca en breve por parte de la MRHA del Reino Unido, tras los pasos aprobatorios de la FDA de Estados Unidos. Esto se traduciría, además, en “un incremento de liquidez”, lo que abre la puerta a que la compañía se plantee un nuevo dividendo y una política estable de retribución al accionista. “El mercado, por el momento, es optimista ante una potencial situación positiva para la compañía”, asegura.

Según este analista, hay que tener en cuenta si supera el nivel de los 74,05 euros “con fortaleza, ya que ello supondría perforar al alza una resistencia de cierta consideración, pero sobre todo una directriz bajista desde los máximos de octubre de 2020”. “Sin embargo, a partir de los 78,10 euros ya estaría consolidada la subida”, avisa. Sánchez Galán apunta que “queda por determinar si tal posibilidad pudiera tener consistencia” y señala que “hay escaso volumen, pero los institucionales están entrando en el valor”, por lo que “a falta de los osciladores de volumen que confirmen la tendencia no se detectan visos de debilidad alcista”. ¿Su consejo? “Sobreponderar”.

Las recomendaciones de Diego Morín, analista de IG Markets, a la hora de invertir estos días también incluyen a una farmacéutica. En este caso, a Rovi, especializada en investigación y desarrollo. “Después de unos resultados algo decepcionantes para el mercado”, afirma, sus acciones “consiguieron hacer suelo alrededor de los 57 euros, zona que sirvió a la demanda para auparse hacia el nivel psicológico de los 60 euros”. Por tanto, “si continúan las compras”, considera, “es probable que veamos acercamientos a la zona de los 65 euros próximamente”.

Este experto también llama a no perder de vista a Acerinox. “La acerera española se encuentra recuperando bastante terreno, ya que sus fábricas se encuentran en terrenos donde no existe una exposición al conflicto de Ucrania y Rusia”. Según el analista de IG Markets, “sus títulos hicieron suelo en el soporte psicológico de los 9,5 euros, y se encuentran perforando los 12 euros, por lo que podría continuar con la tendencia alcista”.

Su otra apuesta pasa por Naturgy. Para Morín “la volatilidad en el sector sigue dando buen aspecto técnico al valor”. Tras “algún recorte esta semana”, defiende que “sería interesante para la empresa española que consiga perforar los 28 euros, una zona de resistencia importante y que podría realizarlo a lo largo de la semana”. Eso sí, advierte, “siempre y cuando no nos ceda el nivel de los 25,50 euros”.

Por último, Sánchez Galán se fija en ACS, que se ha adjudicado la ampliación de la línea 11 del Metro de Madrid. Un proyecto que conectará la Plaza Elíptica con Conde de Casal, con una longitud de siete kilómetros, incluyendo la construcción de cinco estaciones. “Está previsto que Conde de Casal se convierta en un intercambiador de transporte”, destaca. Asimismo, el analista remarca que un segundo concurso, a celebrar en 2024, contemplará el trayecto entre Cuatro Vientos y La Fortuna, también en la capital. Ante esto, recuerda que las carteras de construcción a finales de 2021 eran de 67.000 y 12.000 millones de euros para ACS y Acciona, respectivamente. Ambas “se han expandido en zonas como Australia, un país que es el líder en facturación o generación de EBITDA de ambos grupos, a través de filiales o con la compra de carteras de proyectos”. “Si bien la construcción es casi la única actividad de momento consolidada globalmente en el caso de ACS”, apunta, “dentro del Grupo Acciona representa poco más del 10% del EBITDA; no obstante, en este último grupo, los márgenes han experimentado una fuerte recuperación en 2021, que esperamos se vean recortados en unos 20 pb en 2022, debido al incremento de costes”.

En un análisis técnico, este experto cree que “el rebote desde el soporte de cierta consistencia en los 24,08 euros parece prometedor” y “es cuestión de analizar si la subida se mantendrá lo suficiente como para determinar si se trata de un mero rebote o un inicio más fehaciente de un movimiento al alza”. “Los 27,60 euros establecerían un primer objetivo de posibilidad”, pronostica. Además, Sánchez Galán señala que “no hay divergencias entre la tendencia y los osciladores que apuntan un sesgo positivo, aunque el volumen falta por confirmar el movimiento”. “El otro problema”, continúa, “es el cierto sobrecalentamiento que daría lugar a un retroceso puntual en la tendencia, momento para aprovechar para aumentar caja”. Ante esto, llama a “sobreponderar”.

Cuidado con Caixabank, Colonial, IAG y Merlin

Por otra parte, los analistas piden tener cuidado con valores que, en un principio, bajarán en las próximas jornadas. Así, José Ramón Sánchez Galán avisa sobre Caixabank. “El mercado está ahora en un impasse de espera a tres años vista del proyecto de la entidad con la complicada operación de absorción de Bankia, todavía en proceso de digestión y basado sobre tres objetivos de calado”. Estos objetivos pasan por el “crecimiento del negocio y mejora sostenida de todas sus variables, la calidad de la atención a la clientela en todos los canales y facilitar la transformación de la economía en un modelo más sostenible”.

“Para ello”, expone, “será necesario un escenario externo favorable con estabilidad en el crecimiento económica y subidas moderadas de tipos que supondrían, en cifras para finales de 2024, una rentabilidad del capital del 12%, una reducción de la mora por debajo del 3% de la cartera de crédito y la rebaja desde el 58% al 48% la ratio de eficiencia, para lo que tendrá que exprimir las sinergias de la fusión y aprovechar la subida de los tipos de interés, clave para este último elemento”. “¿Lo conseguirá?” Una pregunta ante la que responde que “el mercado es cauto ya que todavía no ha terminado de recuperar la reputación que había perdido tras la crisis de hace ya una década larga y ha de explorar la digitalización de su actividad porque es el terreno en el que se juega muy buena parte del futuro de la banca”. Eso sí, “sin abandonar el servicio personalizado a la clientela con más dificultades para acceder a la tecnología y a su uso, algo que el plan estratégico recoge como una de las líneas de buenos propósitos, y que debe mantener como espíritu del origen de CaixaBank, como son las viejas cajas de ahorros”.

En opinión de este analista independiente, la resistencia en el entorno de los 3,43 euros “sigue manteniendo su grado de consistencia por lo cual, a tenor de los osciladores de volumen y de tendencia, no es probable que pueda superar el nivel mencionado”. “Se trata de intentos de perforación que luego se corrigen”, apunta, antes de preguntarse sobre la “posibilidad de pullback”. “Es pronto para confirmarlo, sin embargo, la posibilidad alcista consistente no es muy fiable, por lo cual, es mejor hacer caja a estos niveles antes de efectuarlo en posteriores caídas”, aconseja. En resumen, “infraponderar”.

Asimismo, coloca a IAG entre los valores bajistas. Entre otros motivos, por los problemas laborales para la compañía. Según relata, “el sindicato Unite ha convocado una votación para 500 empleados del personal de facturación sobre la posibilidad de una huelga en el aeropuerto londinense de Heathrow”. Eso podría tener un “impacto inmediato” sobre los clientes, “ya que suponen casi la mitad de la plantilla de atención al cliente y las pérdidas podrían superar las previsiones de ingresos”. A esto se une “la escalada de los precios del crudo que ha marcado máximos desde marzo por encima de los 124 dólares el barril después de que la Unión Europea haya acordado finalmente vetar las importaciones de petróleo ruso para finales de año, así como el limitado volumen de oferta de slots, considerando que todavía no se han terminado de cubrir los efectos de la pandemia en su totalidad”.

En un análisis técnico, Sánchez Galán expone que el holding “no logra superar una directriz bajista clara desde el pasado mes de marzo de 2021”. “La debilidad sigue asentada en el valor, por tanto, mantenerlo no tiene mucho sentido” y “quizás algunos movimientos al alza podrían ayudarnos a reducir pérdidas antes que plantear una entrada a estos niveles”. Para el experto “sigue por debajo de las medias a medio y a largo plazo sin visos de poder superarla, según muestran los osciladores de tendencia y volumen muy débiles estos últimos en contra del sesgo optimista”. Por tanto, aconseja vender.

Diego Morín, por su parte, destaca que las acciones de Colonial “no levantan cabeza y vuelven a chocarse con la barrera de los 8 euros, con posibilidad de volver a acercarse a los mínimos anuales, ubicados alrededor de los 7 euros”. Ante esto, “si no se produce ningún pullback de retroceso, es probable que sigamos viendo ventas en el valor”.

Por último, avisa sobre Merlin Properties, cuyos títulos “se encuentran nuevamente con la resistencia de los 11 euros, por lo que, de no consolidar dicho nivel, es probable que veamos un descanso en su escalada hacia el soporte de los 10 euros, zona a la que podría aproximarse en siguientes sesiones”.