Pepu Hernández ve «voxtalgia» en dirigentes del PP

Pepu Hernández
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, detecta cierta «voxtalgia» en algunos dirigentes del PP y cree que el distanciamiento entre el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y el líder municipal de Vox, Javier Ortega Smith, es simple «postureo», a pesar de que el regidor afeara al también diputado nacional que hubiera apoyado nueve propuestas de la izquierda en el último Pleno, celebrado justo después de la fallida moción de censura.

En una entrevista con Europa Press, el portavoz socialista cree que sí es posible llegar a un acuerdo de cara a la aprobación del presupuesto, aunque el proyecto de ordenanzas fiscales sólo lo haya presentado el equipo de Gobierno a Vox y siendo consciente de que el doble papel de Almeida, como alcalde y portavoz del PP nacional, «dificulta» cualquier proceso de consenso.

Cree que «dificultan» un consenso presupuestario las distintas facetas de Almeida, como alcalde, portavoz del PP y «traductor de Ayuso»

Pepu Hernández aboga por recuperar el espíritu de los Acuerdos de la Villa «porque es interesante siempre pero en este momento mucho más». «Los Acuerdos no son de ningún partido, son de todos, sobre todo de los ciudadanos de Madrid. Los presupuestos, en una situación tan especial, deberían ser de todos también. Ojalá pudiéramos llegar a un acuerdo», ha deseado.

Ve un escollo en el doble papel de Almeida, que ha pasado en año y medio por tres etapas: «una en la que él y su gobierno trataban de desmontar lo que se había conseguido en el mandato anterior» por Ahora Madrid; una segunda, durante la primera ola, en la que «sí ha habido una cierta confluencia para tratar de abordar los problemas que realmente le importan a los madrileño» y, por último, «la etapa del alcalde-portavoz».

«Cada vez es más portavoz, más traductor e intérprete de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, más defensor de las políticas del PP única y exclusivamente en un gobierno con Cs que le crea dificultades con la oposición porque su ataque constante al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dificulta las posibilidades de llegar a acuerdos», ha descrito el edil.

AQUEJADOS DE «VOXTALGIA»

De fondo encuentra un punto común entre algunos dirigentes del PP, un sentimiento de «voxtalgia», que ha definido como «un dolor que les impide acercarse a una derecha moderna, europea, del sentido común, alejada de posiciones extremas a las que les está llevando Vox».

«Es el conflicto que está teniendo el alcalde, que está atendiendo demasiadas cosas y que hace que cada vez sea menos alcalde y cada vez más un portavoz de un partido que en el Ayuntamiento ha perdido seis concejales» con respecto al mandato anterior, ha diagnosticado Pepu Hernández. «Dificulta llegar a acuerdos si sus posiciones se están extremando, defendiendo las políticas de un solo partido», ha remarcado.

También le parecen «injustas» las declaraciones que hizo la vicealcaldesa, Begoña Villacís, cuando sostuvo que nadie se podría oponer a las ordenanzas fiscales presentadas porque sería tanto como ir contra los madrileños. «Ella no está en posesión de todos los ciudadanos de Madrid. Claro que tenemos pegas porque esas rebajas generalizadas nos parecen injustas», ha replicado a la vicealcaldesa.

IBI SOCIAL

El PSOE propone, entre otras medidas, recuperar el IBI social porque «toda la sociedad está sufriendo pero algunos más». «Nuestras prioridades tienen que ir sobre los que más están sufriendo. Han sido injustos al generalizar, al hacer una rebaja fiscal lineal», ha sostenido Pepu Hernández.

Preguntado si es posible afrontar las consecuencias de la pandemia con una bajada de la presión fiscal que ha sido cuantificada por el equipo de Gobierno en 107 millones de euros, el concejal cree que es «una barbaridad».

«¿Que el Ayuntamiento, que puede tener 107 millones más para gastarlos en lo que necesita, prescinde de ellos en momentos de necesidades? El Ayuntamiento debería tener más recursos económicos para atender lo que viene», ha defendido. Lo contrario «no es oportuno ni lógico en este momento».

Tiene claro que deben ser unos «presupuestos más sociales» y que lo que «no puede haber son presupuestos ideológicos o ideologizados». Tienen que ser cuentas «que reequilibren Madrid», en los que haya «más justicia social y que atiendan los problemas reales».

ENFADO ENTRE ALMEIDA Y VOX QUE «HA DURADO UNA SEMANA»

Ve complicado que los presupuestos de 2021 salgan adelante dejando a Vox fuera porque el supuesto distanciamiento manifestado en el último Pleno entre Almeida y Ortega Smith no es más que «postureo», algo que «ha durado una semana». «No sé cuánto más les durará el enfado o el desenamoramiento porque van a seguir apoyándose en lo que les ha ido bien», ha vaticinado el concejal del PSOE.

«Madrid ha sufrido un deterioro extraordinario en el último año en participación ciudadana, en transparencia, con un revisionismo que les está obligando Vox hacer a grupos que teóricamente no tendrían que tener ninguna duda con la democracia. Es injusto que un partido al que no le guste la democracia la utilice para dañarla. Y está ocurriendo en el Ayuntamiento con Vox», ha alertado el edil.

«En los presupuestos no debería ser suficiente contentándose con Vox sino que deberían escuchar a un porcentaje altísimo de madrileños que no están en esa línea», ha recomendado a PP y Cs. A los ‘naranja’ les afea su «posición de equidistancia con el revisionismo de la memoria democrática», algo «incomprensible».

«EL VIRUS DE VOX QUE ESTÁ INFECTANDO LA POLÍTICA»

Pepu Hernández mantiene que Vox es un «virus que está infectando la política y debería ser apartado, en la línea de lo que están haciendo otras fuerzas de derecha en Europa, fundamental porque si no se va a tener un problema histórico en este país».

«Ese intento de polarización, ese blanqueamiento de ideas que no son soportables en democracia… No las debemos aguantar. Ojalá los partidos de derechas nos ayudaran más en eso», ha deseado el socialista. «No son conscientes, o al menos la coyuntura no les dice que tienen que luchar contra eso porque mantienen sus gobiernos de forma artificial y poco equilibrada, pero los mantienen», ha concluido Pepu Hernández.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish