Page denunciará al Gobierno si no acuerda el pago del IVA

Emiliano García Page, presidente de Castilla-La Mancha
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha exigido al Gobierno el pago del IVA de 2017 que adeuda a las comunidades autónomas o irá a los tribunales para reclamar los 130 millones que le corresponden a su región, y ha asegurado que espera una solución dialogada que evite un recurso. «Me gustaría que se arregle hablando porque si no es así tendremos que ir a los tribunales, cuando otros que ya están en los tribunales incluso van a poder opinar sobre el Código Penal que les afecta, algo que no deja de ser increíble y paradójico», ha añadido.

El dirigente autonómico ha dicho que esperará hasta el próximo 4 de febrero, día en que reúne a su Ejecutivo en Consejo, para ver si el Gobierno central cambia de criterio y aclara y garantiza que va pagar el dinero, 2.500 millones entre todas las comunidades. Si no es así, ha avisado de que autorizará a los servicios jurídicos regionales para que planteen un recurso contra dicha decisión.

Ha asegurado que espera que el Gobierno «cambie de criterio» y «que se fíe de los que tienen muchos diputados, porque si la cosa se va a decidir por uno, para eso sobran 349 parlamentarios».

Page ha recordado que el Estado debe a Castilla-La Mancha 130 millones de euros «por un IVA indebidamente cobrado a las autonomías» y ha insistido en que hay que arreglarlo, ha dicho insistiendo en que es algo que «no se puede pasar por alto».

En todo caso, García-Page ha insistido en que «si no hay más remedio» reclamarán «judicialmente» la deuda «objetiva» que se tiene con Castilla-La Mancha, al margen de las reclamaciones que políticamente haya que hacer sobre Dependencia y otras cuestiones.

Además, el presidente ha hecho referencia a que desde Castilla-La Mancha tienen claro que con los derechos de los españolas «no se mercadea» y que el Código Penal «no es una cuestión negociable sino de alto consenso social, que además no pueden decidir aquellos que aun hoy siguen diciendo que si pueden, volverán a hacer lo mismo», ha apuntado.

«A mí me importa infinitamente más Castilla-La Mancha que mi partido político», ha dicho García-Page, frase con la que ha querido dejar claro su defensa de la región.