¿Tiene Javier Rodríguez las horas contadas como consejero de Sanidad?

Javier Rodríguez, consejero de Sanidad
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Su gestión de la crisis del ébola le ha puesto contra las cuerdas y ha recibido duras críticas no sólo de la opinión pública y la oposición, sino también de sus propios compañeros de partido. Javier Rodríguez podría no tener asegurada su continuidad como consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Los rumores sobre su posible cese se han multiplicado en los últimos días ante la recuperación de Teresa Romero, y cada vez son más los que ven cerca el ‘fin de ciclo’ del sucesor de Lasquetty, que parece estar más solo según pasan las horas. Además, los juegos de palabras y las insinuaciones del Gobierno regional a este respecto tampoco ayudan a esclarecer su futuro.

Lo cierto es que la gestión de la crisis del ébola le ha venido grande al consejero, y eso ha provocado decenas de críticas desde todos los estamentos -no sólo de la opinión pública y la oposición, sino también de sus propios compañeros de partido-. Desde que decidió sacrificar a la mascota de Teresa Romero, hasta sus reproches a la auxiliar, a la que culpabilizó del contagio e incluso acusó de mentir, son muchas sus ‘meteduras de pata’ en apenas tres semanas, y eso podría condicionar su permanencia en la Consejería.

Como se puede ver día tras día, Rodríguez está cada vez más solo. Ayer mismo, en la Asamblea de Madrid, estuvo aislado, sin hablar con ninguno de sus compañeros y con un gesto que revelaba que se ve con un pie fuera de la Consejería, aunque no sería inmediatamente.

Entre las posibilidades que se barajan está la de posponer el cese hasta que Romero esté totalmente recuperada y la alarma haya acabado. Así lo dio a entender ayer el portavoz de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, quien en rueda de prensa dijo, al ser preguntado por esta posibilidad, que de momento no toca hacer una “valoración” en este sentido, y que ésta no llegará “hasta que no termine el proceso” de riesgo.

Es decir, que Rodríguez, de ser cesado, algo que ya muchos dan por supuesto, no dejaría de ser consejero hasta el fin de la crisis. Una decisión que, además, la Comunidad de Madrid podría adoptar para intentar ‘librarse’ de las anunciadas denuncias que interpondrán diversos colectivos, además de Teresa Rodríguez y su marido, Javier Limón, contra el consejero por la gestión de la crisis del ébola.

Y mientras que los rumores sobre el cese de Rodríguez se multiplican, los de la dimisión de Ana Mato parecen ‘apagarse’. Según se comenta en diversos círculos políticos, la ministra de Sanidad no está dispuesta a dejar su cargo ya que cree que ha hecho su trabajo de forma adecuada, y tampoco parece que Mariano Rajoy esté dispuesto a hacer una crisis de Gobierno para apartarla de la cartera por este asunto.