OHL recurre la reclamación de 350 millones de la Comunidad por el tren abandonado de Navalcarnero

Grúas de obra
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de la Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Transportes, reclama a la empresa Cemonasa, perteneciente al grupo OHL, una indemnización de unos 350 millones de euros por “daños y prejuicios” en el abandono del tren de Navalcarnero. OHL ha decidido recurrir esa petición.

La sociedad concesionaria (OHL) ha interpuesto recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en el que solicita la adopción de medida cautelar para suspensión del contenido de la orden que reclama a Cemonasa, como responsable de la resolución del contrato, los daños y perjuicios derivados de la paralización y abandono de las obras.

Así lo ha revelado la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid, quien comunicó la reclamación a la empresa concesionara el pasado 25 de octubre. 350 millones de euros son los derivados de la resolución del contrato de la Nueva Línea de Transporte Ferroviario entre Móstoles Central y Navalcarnero, calcula la consejería.

Entre los gastos que completan esa suma, el gobierno regional señala “los costes para la Administración asociados por tener una obra inconclusa la pérdida de beneficios por la no ejecución final de la obra”.

Entre ellos, los gastos de la preparación de la concesión, la pérdida de productividad del suelo, los servicios, caminos y viales modificados por la ejecución de las obras, las emisiones y otros impactos ambientales durante las obras.