¿Nuevos titiriteros? La Policía amenaza con denunciar a una banda que tocó en San Isidro por “ofensa a la autoridad”

Embolo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La Policía Municipal de Madrid avisó este sábado a los miembros de la banda catalana Émbolo de que los denunciará por “ofensa a la autoridad” por su actuación en la capital con motivo de las fiestas de San Isidro.

Lo revela hoy el diario Público a quien uno de los miembros del grupo musical le ha contado que después de su intervención, media docena de policías municipales vestidos de paisano se le acercaron para comunicarle, tras pedirle que se identificara, que iba a ser denunciado por “ofensa a la autoridad”. “No me dieron más explicaciones cuando se las pedí, solo repitieron que había más de 40 agentes que habían sido testigos de nuestra actuación encima del escenario”, cuenta el protagonista a Público.

El Español explica que la banda catalana Émbolo actuaba en una fiesta promovida por el colectivo de medios independientes El Salto y no formaba parte de la programación de Manuela Carmena, pero el Ayuntamiento les había cedido como espacio el centro cultural Matadero y da cuenta del comunicado que el grupo musical ha subido a su página de Facebook, en la que relatan que desde que el pasado sábado 13 de mayo se subieron al escenario madrileño, notaron, además de una “numerosa” presencia policial, cierto nerviosismo, excesiva atención y miradas inquietantes por parte de los agentes.

“Al terminar la actuación y dirigirnos a los camerinos, nos encontramos a una veintena de agentes de la policía local mirándonos con actitud totalmente amenazadora e intimidatoria», relatan en el comunicado recogido por el digital de Pedrojota Ramírez. Una vez en los camerinos, la coordinadora del evento nos comunica que a la policía no les ha gustado la actuación e incluso les han dicho: “No queremos otros titiriteros”, y nos advierte que están muy cabreados, que tengamos cuidado y que temen por la continuidad del festival».

El grupo manifiesta en su comunicado que le parece “ridículo” que “en 2017 tenga que haber unos agentes escuchando y juzgando el contenido de una representación artística”. Lo consideran un hecho “de máxima gravedad” y “que representa un atentado contra la libertad de expresión, la cultura y el sentido común”. Lo llaman episodio de “censura”.

El Español explica que el mensaje con el que Émbolo inauguró su concierto en las fiestas de San Isidro era transversal, pero aún no sabían las consecuencias que tendría: “Nuestra vida es la música y para acabar con ella, falta mucha Policía”, saludaron.

E informa que una de las canciones más peleonas de este grupo es Borbón Mongo, donde el cantante aparece con una careta de la Reina Leticia. En la canción se dice :“La infanta es tonta, el Borbón es mongo”, y prosigue “España puta, demócrata tongo, Botsuana bum, bum, vehículo longo». Y continúa: “La reina, el rey, la tonta de su hermana, Ley Mordaza de Seguridad Ciudadana (…) El niño está llorando porque viene El Papa. Émbolo representando la última capa, el estrato social que se os escapa”.