Nuevo quebradero de cabeza para el Santander: un antiguo socio del Popular le reclama 1.000 millones

Banco Santander

Banco Santander. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Banco Santander anunció la absorción de Banco Popular hace más de cuatro años, pero la compra todavía le sigue dejando algunas herencias envenenadas. Si esta misma semana se confirmó una multa de un millón por blanqueo de capitales, ahora el banco deberá verse las caras en los tribunales con UniversalPay, antiguo socio del Popular, que le reclama 1.000 millones.

UniversalPay, compañía de Evo Payments, y antiguo socio de Popular en los servicios de pago con tarjeta, reclama a Santander 1.000 millones de euros a modo de compensación tras no alcanzar un acuerdo ambas partes.  Según publica El Economista, ambas partes se verán las caras en el juzgado hoy mismo

La demanda de UniversalPay contra el Santander, que fue admitida a trámite antes del verano, se justifica en un supuesto incumplimiento de varios puntos de su contrato con el Popular referente a la exclusividad del servicio de pago con tarjeta.

“La noticia es negativa”, señalan los analistas de Renta 4 en una nota, aunque “a corto plazo no creemos que deba tener impacto en cotización dado que estos procesos suelen ser largos”. De igual modo, la entidad que preside Ana Botín por el momento no tiene publicados detalles sobre una posible provisión por este tema.

Los expertos señalan que, “asumiendo el peor escenario posible en el que Santander deba hacer frente a esta contingencia, y en el hipotético caso en el que optase por contabilizar una provisión de 1.000 millones de euros (importe reclamado por UniversalPay) con cargo a 2022 (aunque habrá que estar atentos a los periodos que se manejen del proceso legal) el beneficio neto estimado 2022 se situaría en 7.446 millones de euros (-8,6% frente estimación actual) y el impacto en precio objetivo sería de -10% hasta 3,57 euros por acción (potencial superior al 30%)”.

Por el momento, Renta 4 mantiene una recomendación de ‘sobreponderar’, con un precio objetivo de 3,99 euros.