Nuevo lío con AstraZeneca: EEUU pone en duda los datos de eficacia de su vacuna

Vacuna de AstraZeneca

Vacuna de AstraZeneca: Autor: AstraZeneca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

AstraZeneca puede haber divulgado información desactualizada sobre su ensayo de la vacuna contra el covid-19, dando una visión “incompleta” de la eficacia de la inyección. Así o ha advertido la principal agencia estadounidense sobre enfermedades infecciosas, sembrando nuevas dudas sobre una vacuna que se ha visto envuelta en varias polémicas desde su desarrollo.

La Junta de Supervisión de Datos y Seguridad (DSMB por sus siglas en inglés), encargada de garantizar la seguridad y la exactitud del ensayo de la vacuna de AstraZeneca, ha expresado su preocupación al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas por el hecho de que la información difundida sobre los resultados del ensayo incluía información obsoleta.

Esto “puede haber proporcionado una visión incompleta de los datos de eficacia”, ha señalado la agencia en un breve comunicado en el que no da más detalles sobre el asunto.

“Instamos a la compañía a trabajar con el DSMB para revisar los datos de eficacia y asegurar que los datos de eficacia más precisos y actualizados se hagan públicos lo antes posible”, señala el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dirigido por Anthony Fauci y máximo responsable de las enfermedades infecciosas en EEUU.

La revelación es otro revés para AstraZeneca, que llega apenas un día después de conocer los resultados de su ensayo en EEUU, que mostraron que su vacuna tiene una eficacia del 80% en mayores de 65 años. Además, contaría con una eficacia estadísticamente significativa del 79% en la prevención de la covid-19 sintomática y una eficacia del 100% en la prevención de la enfermedad grave y la hospitalización.

Estos datos han sido claves para que en España el Ministerio de Sanidad y los responsables autonómicos del ramo ampliasen el rango de uso de la vacuna de AstraZeneca a las personas de hasta 65 años, frente a los 55 años anteriores.