Nueva batalla de los padres de Oftalmología Infantil de La Paz: evitar la salida de una “eminencia”

Hospital La Paz
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los padres de los menores que acuden a la unidad de Oftalmología Infantil del Hospital La Paz lo tienen claro: la doctora Natalia Pastora Salvador debe seguir en el centro madrileño. Su continuidad está en duda. “Es necesario, no es un capricho, es quien conoce los ojos de los niños”, aseveran. Sin embargo, la tensión se ha acelerado entre las familias después de conocer que, pese a que la profesional “quiere”, su salida puede ser inminente. Por ello, piden al hospital, al consejero de Sanidad y a la presidenta de la Comunidad de Madrid que tomen cartas en el asunto.

No es la primera ni la segunda vez que los familiares tienen que dar un paso al frente en señal de protesta. A mediados de 2016 se movilizaron para defender que el doctor José Abelairas no fuese cesado de su puesto como jefe del servicio. La polémica estuvo servida: el hospital aseguraba que perdió su cargo por “las importantes deficiencias en cuestiones de gestión y organización de la sección”, él lo negó y achacó la decisión a las críticas que lanzó contra los recortes.

Un año después de que los padres de Oftalmología Infantil salieran a la calle a movilizarse por Abelairas, volvieron a hacerlo. Esta vez para mostrarse en contra del traslado de la consulta al Carlos III por las obras proyectadas para la zona de las urgencias infantiles. Y ya en 2018 han vuelto a elevar la voz a favor de Pastora Salvador. “Hay gente que viene desde Galicia a verla a ella”, resume una madre afectada y miembro de la Plataforma de Padres de Pacientes de Oftalmología Pediátrica del Hospital La Paz, a EL BOLETÍN, para evidenciar el trabajo de la profesional.

Pastora Salvador, pendiente de la Comisión de Servicio

A pesar de ello, los recuerdos con el ‘caso Abelairas’ vuelven a aparecer. “Es la segunda parte”, afirma la madre. De hecho, el cese del médico es el “origen” ya que la profesional es ‘afín’. Y una fecha está marcada en la mente de los familiares: el año 2013 cuando Félix Armadá se hizo con la dirección del servicio. “Ella quiere seguir, pero el obstáculo es él, que no deja claro su continuidad”, apostillan desde la plataforma.

No obstante, los días de Pastora Salvador en La Paz pueden estar contados después de que la especialista consiguiera hacerse con una plaza en la sanidad pública madrileña, pero no en este centro. En concreto, según relatan desde la plataforma, la plaza ganada es en el Hospital Infanta Leonor donde apenas hay margen de acción para la oftalmología infantil de gran complejidad. Para revertir este posible desenlace, la solución pasa por convocar una Comisión de Servicio, la cual es una herramienta administrativa que permite ejercer este trabajo en otro lugar, es decir, en La Paz.

Mientras tanto, la Plataforma de Padres de Pacientes de Oftalmología Pediátrica del Hospital La Paz entiende que Armadá es el que tiene capacidad para decidir si la doctora sigue o no convocando esta Comisión de Servicio. “Pero él se lava las manos”, manifiestan desde el colectivo. Es más ya ha ido trasladando a las familias que no habría problema alguno si Pastora Salvador no continúa: “Dice que no nos preocupemos, pero es falso, solo quedaría un especialista que es Peralta; Natalia conoce los ojos de nuestros hijos, está tratando tumores a mitad del tratamiento”.

Sin noticias de la Dirección

De esta manera, al ‘lavarse las manos’, según los padres, la incertidumbre se multiplica; las cartas a la Dirección de La Paz y a la Consejería de Sanidad también. “En el hospital guardan silencio. Sabemos que son favorables, pero dicen que decide el jefe de servicio”, apuntan desde la plataforma. EL BOLETÍN se ha intentado poner en contacto con el Hospital La Paz para recabar su versión y para conocer quién toma esta decisión, pero no se ha recibido respuesta (cuando se tenga, en el caso de que se dé, se publicará).

“Como padres de muchos de los pacientes de la Dra Natalia Pastora, nos dirigimos a ustedes para manifestar nuestro apoyo unánime a que la Dra de nuestros niños permanezca en la sección de Oftalmología Infantil de La Paz en comisión de servicios y siga tratando a nuestros hijos, tras saber que ha obtenido plaza fija en otro hospital de la Comunidad de Madrid”, escribieron desde la plataforma al gerente del centro madrileño.

En este sentido, los familiares recordaron a la Dirección de La Paz que se trata de “una gran profesional en la que confiamos totalmente”, así como una “especialista en patologías complejas y poco frecuentes”. “Ha operado y tratado a nuestros hijos durante años y reconocemos que nos preocupa su continuidad pero confiamos absolutamente en que se produzca”, completaron en su misiva tras recalcar que “es un valor” para el hospital.

Llamar a la puerta de los máximos responsables de la sanidad madrileña

“Es de las pocas especialistas que hay fuera de Cataluña”, insisten en la Plataforma de Padres de Pacientes de Oftalmología Pediátrica del Hospital La Paz a este medio. Recientemente, ante la falta de respuesta de La Paz, han redactado otra carta esta vez para el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; para el viceconsejero de Humanización, Fernando Prados Roa; y para Cristina Cifuentes: “Solicitamos a quien tenga esa responsabilidad que se inicien los trámites encaminados a la concesión de una Comisión de Servicios para la Dra”.

Y para concluir la carta dirigida a los dirigente, un mensaje muy directo: “Cristina, Enrique, Fernando, hablamos de personas, de niños con serias complicaciones vitales en muchos casos y con un enorme futuro por delante”. De esta manera, según las familias afectadas, el adiós de Pastora Salvador supondría la pérdida de una “eminencia” en un hospital que tiene la calificación de CSUR (Centros, Servicios y Unidades de Referencia en el Sistema Nacional de Salud).

Alguien tendrá que decidir. En el momento en el que el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) publique los nombramientos de manera oficial, quizás sea demasiado tarde.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish