www.elboletin.com

“Lasquetty ha venido a terminar lo que empezó en 2012 con la Sanidad”

Mónica García, médica y líder regional de Más Madrid.
Ampliar
Mónica García, médica y líder regional de Más Madrid. (Foto: Twitter Mónica García)

Mónica García, líder de Más Madrid, asegura que, “aun haciendo trampas” a la hora de notificar los datos de covid-19, la Comunidad “tiene unas cifras que son muy preocupantes”.

domingo 11 de octubre de 2020, 06:00h

“El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no está preparado para gobernar”. La médico y líder de Más Madrid en la Comunidad, Mónica García, tiene claro que el PP no puede “gobernar la gestión pública, entre otras cosas, porque ideológicamente la rechaza de plano”. Y es que, “aun haciendo trampas” a la hora de notificar los datos de covid-19, afirma, la región “tiene unas cifras que son muy preocupantes”. Esto se debe, por ejemplo, a la falta de rastreadores y a no reforzar la Atención Primaria.

“Si hubiéramos hecho eso no hubiéramos llegado a este punto”, destaca la diputada madrileña en una entrevista a EL BOLETIN, en la que deja claro que el estado de alarma decretado por el Gobierno central pese al rechazo de la Comunidad “llega tarde”. Según Mónica García, “ahora no podemos evitar la segunda ola, pero sí contenerla” y sostiene que “necesitamos medidas más restrictivas de las que necesitábamos hace un mes y cuanto más tiempo perdamos, más restrictivas”.

La líder autonómica de Más Madrid acusa a Ayuso de buscar únicamente la confrontación política, “es su hoja de ruta”, para tratar de desviar el foco de la situación sanitaria y destaca que “en el momento en el que dejó de rastrear los contactos de los casos ya dio por perdida la batalla para controlar esta epidemia”. Además de sobre la presidenta autonómica, esta profesional sanitaria pone el acento en Javier Fernández Lasquetty, actual consejero de Hacienda y Función Pública y ex titular de la cartera de Sanidad con Esperanza Aguirre.

-¿Qué le parece la decisión de decretar el estado de alarma?

Creo que el estado de alarma es el paraguas jurídico que puede avalar lo que la Comunidad de Madrid no ha hecho, que es limitar y restringir la movilidad, limitar y restringir la transmisión comunitaria que tenemos con unos datos realmente preocupantes.

-Ayuso ha tratado de evitar este escenario, ¿llega tarde?

Llega tarde claramente, porque si hubiéramos puesto las medidas para evitar llegar a esta situación, que pasaba por poner rastreadores, reforzar la Atención Primaria y la Salud Pública, hacer los test que teníamos que haber hecho, etc... Si hubiéramos hecho eso no hubiéramos llegado a este punto. Claro que llegamos tarde. Ahora no podemos evitar la segunda ola, pero sí contenerla. En este sentido, necesitamos medidas más restrictivas de las que necesitábamos hace un mes y cuanto más tiempo perdamos, más restrictivas.

“Aun haciendo trampas, Madrid tiene unas cifras que son muy preocupantes”

-¿Cómo se contiene ahora la pandemia? ¿Qué pasa con los rastreadores?

Tanto los rastreadores, que nadie sabe dónde están, quiénes son y cuántos son, como el refuerzo en Atención Primaria, que venimos denunciando desde agosto que está colapsada y saturada… El no haber hecho los deberes a tiempo, el no haber puesto los diques de contención de rastreadores y Atención Primaria a tiempo, nos ha llevado a tener una segunda ola que vuelve a ser el epicentro de los casos en Europa.

-Entonces, ¿por qué no se hace? ¿Por qué no se contratan más rastreadores?

Esa es la gran pregunta. Por qué no se han contratado es un misterio, ya que no era un gran desembolso económico ni presupuestario y era una medida que te aseguraba poder contener los focos que pudieran ir surgiendo. En el momento en el que la Comunidad dejó de rastrear los contactos de los casos ya dio por perdida la batalla a controlar esta epidemia. No hay explicación lógica posible de por qué la Comunidad de Madrid no ha hecho lo que tenía que hacer en relación a intentar evitar que la curva de esta segunda ola fuera tan pronunciada, que hubiera tantos ingresos. En agosto ya le dijimos a la señora Ayuso que en el momento en que hubiera ingresos en UCI ya íbamos tarde. Cuando teníamos solamente 100 pacientes en UCI le dijimos que era un síntoma de que estábamos yendo muy tarde y se siguieron sin contratar rastreadores. Son decisiones políticas.

-¿Se cree las cifras del coronavirus de Madrid?

No es nuevo que la Comunidad de Madrid sea especialista en hacer contabilidad creativa en todo lo que tiene que ver con su discurso. Adapta los datos a su discurso antes que adaptar su discurso a sus datos. Hay una parte que no es creíble, entre otras cosas, porque es la comunidad que más tarde y con más retraso notifica los datos. En ese sentido, es muy difícil seguir una pandemia con una semana de retraso, las semanas son cruciales para poder tomar decisiones. Aun haciendo trampas, la Comunidad de Madrid tiene unas cifras que son muy preocupantes. Hemos pasado a confinar barrios con más de 1.000 casos por 100.000 habitantes en Incidencia Acumulada, cuando en otros países y los informes internacionales aconsejaban hacerlo cuando se tuviera más de 250 casos. Ya vamos cuatro veces por encima de las recomendaciones. Es muy difícil hacer un tratamiento cuando haces un diagnóstico tardío, mal hecho y del que no te puedes fiar.

-Sobre los confinamientos, la Comunidad rechazó las medidas impuestas por el Gobierno por restringir los movimientos de millones de personas, pero ¿qué pasa con aquellos que viven en las zonas básicas de salud?

Parece ser que los derechos fundamentales de los madrileños y madrileñas solo se vulneran cuando son medidas generales. Cuando solo afectan a los barrios del sur y del este, parece que esta gente no tiene derechos. Es una tomadura de pelo. Es una confrontación política constante a la que nos está llevando la señora Ayuso. Es su hoja de ruta. Es muy difícil razonar o tomar medidas conjuntas con un gobierno que no tiene ninguna intención de consensuar nada, solamente quiere confrontación. Lo que está consiguiendo es que de cada pasito que se da haya un titular que sale del foco de lo que es importante, que es qué hacemos con el colapso actual, qué hacemos para disminuir la transmisión comunitaria. Al final no hablamos del problema sanitario, que es un problema de primer orden.

“Con lo que se gasta Ayuso en este hospital de pandemias tendríamos rastreadores para dos años”

-¿Qué parte de culpa tiene el Gobierno central y qué parte la Comunidad en esto?

Creo que la Comunidad de Madrid, en comparación con otras, es la que no ha hecho las tareas. Solo hay que salir fuera, a otras regiones, para ver que estas medidas se han tomado de una manera natural, sin estas alharacas, sin estas llamadas constantes a la confrontación y a la deslealtad. Es que es competencia de la Comunidad de Madrid haber contenido esto, haber puesto rastreadores, no tener una Atención Primaria absolutamente raquítica que no da más de sí. El Gobierno central ha intervenido cuando la cosa estaba ya descontrolada, pero la responsabilidad de la contención de esta segunda ola, al igual que de la primera, tiene que ver con quien tiene las competencias, que es la Comunidad de Madrid.

-¿Sigue primando la economía sobre la salud en Madrid? Se lo digo porque en el recurso ante la Audiencia aludía a pérdidas millonarias para oponerse al cierre con un informe de la Consejería de Hacienda.

Pues es que encima en la Comunidad de Madrid hemos hecho un pan con unas tortas, porque ni hemos sido capaces de contener la pandemia sanitaria ni estamos siendo capaces de contener el impacto económico. Hay datos que demuestran que la región es la que peores indicadores sanitarios tiene en número de fallecidos y peores indicadores económicos. Con lo cual, no hemos tenido que elegir entre salud o economía, sino que hemos elegido hundir las dos. Esto tiene que ver con un gobierno fallido e incapaz de tomar medidas en un sentido para priorizar en otro.

-Sobre esto, ¿cuál cree que es el papel del consejero Javier Fernández-Lasquetty en la gestión de la pandemia?

Creo que el señor Lasquetty ha seguido siendo el consejero aquel que conocimos de la privatización sanitaria en la sombra. Muchas de las decisiones que se han tomado en esta comunidad de no reforzar el sistema sanitario en el momento en el que más lo necesitábamos han pasado por él. Tiene mucho que ver con la carga ideológica que trae de no reforzar y no promover la sanidad pública. Si me apuras, podría decir que el señor Lasquetty ha venido a terminar lo que empezó en 2012, lo que pasa es que, en un plano secundario, pero igualmente de dañino para nuestra sanidad, que se ha demostrado que es la que realmente puede mantener a flote la salud de los ciudadanos. Seguramente ha hecho lo que venía a hacer, que es básicamente implementar todas sus medidas anti sociales, anti públicas y anti estado de bienestar.

-¿Qué pasa con el Fondo Covid? ¿Se está destinando a Sanidad y a Educación?

No hay manera de saber dónde ha ido ese dinero, pero sí sabemos que el sistema sanitario público no se ha reforzado, no se ha reforzado en profesionales. No hay un refuerzo ni una potenciación del sistema público y creo que era el momento y lo hemos perdido. Espero que para la tercera ola la Comunidad haya tomado nota.

“Muchas de las decisiones de no reforzar la Sanidad cuando más lo necesitábamos han pasado por Lasquetty”

-El pasado junio advertía a este diario de que “no estamos preparados ni para la gripe” porque “el sistema es absolutamente raquítico”. ¿Y ahora?

Creo que el Gobierno de Ayuso no está preparado para gobernar. El PP no está preparado para gobernar la gestión pública, entre otras cosas, porque ideológicamente la rechaza de plano. Siendo verdad que seguramente este año, por todas las medidas de contención del covid, haya menos casos de gripe, nos vuelve a pillar otra vez con un sistema colapsado, deteriorado, en el que los profesionales ya no pueden más y en el que no hemos vuelto a pasar este test de estrés que ha supuesto la segunda ola. Partíamos de un sistema sanitario que se colapsaba solamente con la gripe y ahora hay que sumarle esta gran pandemia y un sistema con el 100% de las UCI ocupadas y una Atención Primaria saturada, con agendas de más de 70 y 80 pacientes al día por parte de los médicos y médicas. Al final se lo echarán a las espaldas, como siempre, los sanitarios, y saldrá lo que pueda salir, pero no será por ayuda del Gobierno regional.

-No parece que se vaya a reabrir el Ifema. Por su parte, las obras en el hospital de pandemias siguen. ¿Qué le parece esta nueva instalación? ¿Es necesaria? Hay algunas lagunas en torno a su funcionamiento.

Más que lagunas, lo que hay es un modus operandi que el PP no ha dejado de hacer nunca desde que lo pusiera en marcha Esperanza Aguirre. Es una maquinaria que tiene que ver con ladrillazos, con pelotazos, con constructoras y contratos millonarios no justificados. Nunca tiene que ver con el refuerzo de la Atención Primaria y hospitales públicos. Este hospital de pandemias no tiene ninguna justificación epidemiológica, tampoco técnica, pero han invertido 60 millones. Me preguntabas dónde estaban los rastreadores, pues con lo que se han gastado en este hospital tendríamos rastreadores para dos años. Sin embargo, su apuesta política e ideológica siempre va de la mano del ladrillazo y del pelotazo. Esto es lo que tenemos en la Comunidad de Madrid.

-Moción de censura en Madrid, ¿sí o no?

Lo que hicimos fue poner en marcha la Mesa de Emergencia Regional para que la moción echara a andar y que pudiéramos llegar a esa estación. Para eso nos juntamos con el resto de fuerzas políticas que creemos que hace un diagnóstico similar al nuestro en cuanto al desastre, al gobierno fallido y en descomposición que supone ahora el ejecutivo de Ayuso y Aguado, pero obviamente no tenemos todos los números. La pelota no está en el tejado de Más Madrid, sino en el de otras opciones políticas y vamos a poner toda la carne en el asador para que suceda e intentar que Ayuso salga de la Puerta del Sol.

-¿Ve al PSOE dispuesto a presentarla? ¿Y a Ciudadanos a apoyarla? La formación naranja rechaza de plano secundar esta iniciativa.

Ciudadanos por ahora no ha sido capaz ni siquiera de sentarse en esta Mesa. Aunque son manifiestas sus diferencias con el PP y con su propio gobierno, que está en descomposición con la dimisión de Alberto Reyero, siempre le decimos que le damos la cuarta, la quinta o la sexta oportunidad para que se pongan de nueva vez del lado de los madrileños en vez del lado del PP más incapaz, más corrupto. Es una decisión que tienen que tomar ellos.

-¿Se avecinan elecciones en la Comunidad? Vox alimenta idea día tras día.

En las últimas semanas hemos visto un intercambio de titulares para ellos. En vez de sentarse en una mesa y hablar han estado lanzándose titulares/amenazas. Vox considera que puede sacar un mayor rendimiento en unas elecciones y que tiene que quitar de en medio a Ciudadanos para esto. Es una estrategia brabucona, pero en el fondo no quieren cambiar nada, que siga la misma política del PP.

Gustavo García

Periodista adicto a los pasillos del Congreso de los Diputados y a algún cafetillo y pincho de tortilla en la Cafetería de la Cámara baja entre comparecencia y comparecencia. Los gin-tonics los dejo para los diputados... PSOE, PP, IU, UPyD, Podemos, nada se me escapa. Tampoco le hago ascos a la política local y, en especial, a lo referente a la Comunidad de Madrid, que siempre da mucho juego: Esperanza Aguirre, Ignacio González, Tomás Gómez,... Al pie del cañón en ElBoletin.com desde 2007.

Google Plus de Gustavo García

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios