www.elboletin.com

El coronavirus sigue extendiéndose pero la bolsa marca máximos, ¿cómo es posible?

Imagen de un hombre con una marcarilla en medio del brote del coronavirus en China
Ampliar
Imagen de un hombre con una marcarilla en medio del brote del coronavirus en China (Foto: Dave Tacon)

Los analistas buscan paralelismos con el SARS de 2003 y apuntan al apoyo de los bancos centrales como posible razón de los máximos bursátiles.

domingo 16 de febrero de 2020, 07:00h

La propagación de un nuevo coronavirus surgido en Wuhan (China) ha tenido en alerta al mundo durante las últimas semanas, obligando incluso a cancelar eventos de la magnitud del Mobile World Congress de Barcelona. Sin embargo, pese a un impacto inicial que supuso el desplome puntual de las bolsas chinas, los mercados bursátiles de todo el mundo no solo han capeado el temporal sino que se encuentran en zona de máximos.

Los principales índices de Wall Street siguen renovando sus máximos históricos casi día tras día, e incluso en España el Ibex 35 ha alcanzado cotas que no pisaba desde hace casi dos años. “Los mercados de valores vuelven a marcar máximos históricos, lo que puede resultar sorprendente porque el número de infecciones por coronavirus continúa aumentando y aún no está claro qué repercusiones tendrá la epidemia en la economía mundial”, señalan en un informe los analistas de DWS, la gestora de Deutsche Bank.

Los expertos del banco alemán consideran que “para entender este comportamiento, puede resultar útil recordar la experiencia de la crisis del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) de 2003”. En concreto, el índice Hang Seng, que en ese momento era el más cercano al epicentro de la enfermedad, tocó fondo a finales de abril, pocos días antes de que la cifra de nuevas infecciones diarias empezara a disminuir.

“La comparación con la actual epidemia de coronavirus revela un patrón casi idéntico: muchos índices marcaron su punto más bajo a finales de enero, mientras que el número de nuevas infecciones diarias alcanzó su máximo el 5 de febrero. Así pues, los mercados han seguido casi al pie de la letra el guion de 2003”, señala DWS. No obstante, “nosotros defendemos mantener un posicionamiento prudente; nos parece que es demasiado pronto para poner fin a la alerta, ya que el virus sigue propagándose”. Además, “aún no se pueden valorar totalmente los daños económicos”.

No obstante, en términos del impacto en las acciones asiáticas, las diferencias entre ambos virus es que, según señala Matthew Pigott, analista de Jupiter AM, en el momento del brote de SARS, “los mercados habían estado disminuyendo durante dos o tres años y el mercado de Hong Kong se había reducido a la mitad desde su pico en 2000”, por lo que “ya había mucho pesimismo”. Ahora, con el coronavirus, “la imagen es diferente con los mercados en una carrera alcista de varios años”.

Los expertos de Jupiter recuerdan que “el SARS redujo aproximadamente el 1% del PIB de China y aproximadamente un 3% el de Hong Kong” y este nuevo virus llega en un “período económicamente significativo en China, ya que el gasto del consumidor en el Año Nuevo Lunar es importante para muchas empresas”.

¿Más apoyo de los bancos centrales?

Adam Vettese, analista de eToro, considera que otro factor que explica los máximos de la bolsa a pesar de toda la incertidumbre puede deberse al papel de los bancos centrales. “Lo que los mercados están esperando ahora es un mayor estímulo, no necesariamente de Pekín, sino posiblemente de la Reserva Federal y de otros bancos centrales”.

“El problema en relación al coronavirus es que no conocemos aún el daño económico total de la crisis. Necesitamos esperar y ver cuando lleguen los datos en el próximo trimestre y poder evaluar cuánto tiempo más se implementarán las medidas políticas restrictivas, como el aislamiento autoimpuesto, por ejemplo, y las restricciones de viajes y los efectos económicos de dichas restricciones”, señala el experto de eToro.

“Adicionalmente, no sabemos el alcance de la transferencia secundaria del virus a medida que surgen nuevos casos en todo el mundo. Mientras tanto, los mercados parecen esperar una política más acomodaticia de los bancos centrales para contrarrestar los efectos económicos negativos del brote”, concluye Vettese.

En lo que se refiere al impacto en el crecimiento del PIB mundial, los expertos de Jupiter AM señalan que, como era de esperar, “el precio del petróleo se ha desplomado ya que China consume alrededor de tres veces más petróleo ahora (en tiempos del coronavirus) que en 2003 (en tiempos del SARS)”. Además, recuerdan que la participación de China en el crecimiento del PIB mundial “también es mucho más alta ahora” que durante el SARS.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.