www.elboletin.com

Telefónica, Enagás y Repsol, apuestas de unos analistas que recomiendan alejarse de Siemens Gamesa

Bolsa de Madrid
Ampliar
Bolsa de Madrid (Foto: Jaime Pozas)

ArcelorMittal y Prosegur podría ser también protagonistas positivos en la próxima semana, al contrario que ACS y Viscofán.

domingo 09 de febrero de 2020, 07:00h

La bolsa española sigue sin lograr remontar el vuelo del todo. Los inversores siguen luchando por quitarse de encima el miedo a la propagación del coronavirus, pero cualquier mala noticia puede volver a hacer cundir el pesimismo. Esta última semana ha sido un buen ejemplo: el Ibex 35 se encaminaba a su mayor avance semanal desde 2016 cuando el viernes volvieron a asaltar las dudas. En este entorno cauteloso, los analistas consultados por EL BOLETÍN ven oportunidades de inversión en valores castigados en los últimos tiempos, como Repsol, ArcelorMittal o Telefónica. Enagás y Prosegur entran también entre las apuestas alcistas, mientras que, entre las bajistas, todo parece indicar que es mejor alejarse de Siemens Gamesa.

Mariano Vargas, analista de Admiral Markets España, apuesta por las acciones de Telefónica. El valor “lleva un año y medio en tendencia lateral con sesgo bajista”, reconoce, pero “la situación actual se posiciona más bien como una oportunidad, ya que refleja el potencial que se espera de la blue chip: una previsión alcista hasta un precio objetivo que se afianza en los 8,15 euros, siempre y cuando no se rebase el soporte histórico de los 6 euros”.

“Los datos macroeconómicos acompañan y dan seguridad a los inversores y analistas. La política de reestructuración de deuda, con la última actuación de recompra de bonos convertibles por 382 millones, y la posible venta o salida a bolsa del negocio latinoamericano plantean un escenario favorable, en busca de liquidez y mayor solvencia, teniendo en cuenta que hasta mediado del año pasado era la entidad con mayor deuda del Ibex, con unos 43.000 millones en su haber”, destaca Vargas. “Todo apunta a que están haciendo los deberes y tarde o temprano recogerán sus frutos”.

El analista independiente José Ramón Sánchez Galán prefiere dirigir su mirada a Prosegur, compañía que sigue avanzando en su “proceso de estructuración financiera”. “Esta vez, se trata de invertir 21 millones de euros en la adquisición de un paquete de 5,85 millones de acciones propias, que representan un 0,98% del capital social de la firma. Después de esta operación, Prosegur pasa a controlar un total de 37.183.775 acciones propias representativas del 6,21% de su capital social, tratando de solventar, además, el problema que tiene con Ombuds, tras su disolución, venta fallida a un supuesto magnate mexicano y la necesidad urgente de su enajenación”.

Un análisis técnico revela además que “desde el pasado 4 de noviembre ha estado en un movimiento rectangular, una figura que no ofrece tendencias claras, hasta su ruptura que, en el caso de este valor, es al alza”, explica el analista independiente. “De ahí que este impulso podría llevarle a superar el entorno de los 4 euros y perseguir nuevos objetivos hacia los 4,17 / 4,20 euros”. “Es momento de aprovechar este salto antes de que la rentabilidad disminuya, dado que el volumen está fuertemente consolidado, ha superado sus medias a diferentes plazos y ya los osciladores de tendencia se están decantando hacia el sesgo optimista”.

Sánchez Galán encuentra también una oportunidad de compra en Enagás. “Las revisiones al alza de diferentes casas de análisis sobre un valor siempre llevan a un tipo de catalizado optimista que anima a los inversores a entrar”, valora. Además, Competencia ha aprobado la Circular 01/2020 por la que se establece la retribución del gestor técnico filial del sistema, filial de la compañía, para el año 2020 en 25 millones de euros, frente a los 24,5 millones de euros de 2019.”Como resultado de esta nueva metodología, la retribución anual para el periodo regulatorio 2021-2023 se sitúa en un rango entre 26,2 millones de euros (en un escenario de cumplimiento mínimo de incentivos) y 27,2 millones de euros (en el caso del cumplimiento máximo de incentivos). Sin considerar incentivos, la retribución anual se eleva a 26,7 millones de euros”.

Desde un análisis más técnico, Sánchez Galán señala que el valor “está tratando de reestructurarse al alza con objetivos de traspasar con claridad una resistencia ubicada en la zona de los 24,56 euros”. Aunque presenta “cierta sobrecompra, no se detecta una corrección severa, sino posiblemente un cierto descanso del valor, antes de continuar su movimiento al alza”. “Tanto el volumen, como los osciladores de tendencia parecen confirmar esto, considerando, además, que presenta mayor acumulación que distribución en la negociación”, apunta el analista independiente.

También en el sector de la energía lo podría hacer bien en los próximos días Repsol, según considera, por su parte, Vargas. “Tras la fuerte caída, motivada por la débil demanda por parte de China debido al brote de coronavirus, lo que ha producido la fuerte caída en los precios, cabe esperar una reacción alcista en el corto plazo”, explica el analista de Admiral Markets. “La previsión se apoya principalmente en el anuncio de intervención del Banco Central Chino y la inminente reunión de la OPEP. Parece que el gigante asiático ha tomado cartas en el asunto y no va a permitir que su demanda siga en caída libre”.

“Respecto a la OPEP, se prevé que se cumpla el acuerdo de la pasada reunión de diciembre, por la que se acordaron fuertes recortes (1,7% de la producción mundial) para contrarrestar la debilidad de la demanda hasta el primer trimestre de 2020. Los mercados no quitan el ojo a la próxima reunión del 5 de marzo, que podría adelantarse a los próximos días y reforzar esta línea de actuación”.

Por ello, Vargas considera que aunque la tendencia a largo plazo de Repsol “es claramente bajista, es de esperar un rebote a corto plazo en la cotización para cerrar los gaps de los últimos días”. “A nivel técnico podemos ver la formación de un doble suelo que está por confirmarse, si la tendencia vuelve al alza”.

Las apuestas del analista de Admiral Markets las completa ArcelorMittal, valor que el pasado jueves se disparó un 10% pese a anunciar unas pérdidas anuales millonarias “reflejo de la resaca de la guerra comercial entre China y EEUU”. “Como no podía ser de otra manera, la mayor compañía siderúrgica mundial ha sufrido los altibajos y la irregularidad de las negociaciones comerciales estos meses atrás. La prórroga en la firma propició un estado de incertidumbre, que apenas fue apaciguado cuando por fin se llevó a papel, debido a la inoportuna irrupción del brote de coronavirus conocido días después de la firma”.

No obstante, “aunque el mes de enero no ha traído mejores datos, las primeras noticias optimistas sobre el virus y las estimaciones de demanda positivas sobre acero de EEUU y Brasil ya se están dejando ver en los mercados”, valora Vargas.

Los analistas esperan bajadas en bolsa de Siemens Gamesa

Si en las apuestas alcistas para las próximas sesiones son muy heterogéneas, sí existe más unanimidad a la hora de señalar a los valores que peor podrían comportarse. Las miradas apuntan en este sentido a Siemens Gamesa. Aunque parece que el mercado ha celebrado el fin de la guerra entre Siemens e Iberdrola, la venta de la participación de la energética “no ha supuesto más que un espejismo en la tendencia bajista que dibuja desde diciembre”, señala Vargas. “Con la media exponencial de 200 sesiones acechando junto al 38.2 de Fibonacci, todo apunta a que el próximo objetivo está entre los 106 y 107 euros. En los próximos días veremos si se apoya en este doble soporte para rebotar hasta alcanzar el máximo relativo situado en los 119 puntos, o si lo cruza, lo cual sería muy significativo y podría caer hasta el 50 de Fibonacci (en los 102 euros)”.

Sánchez Galán, por su parte, le otorga una recomendación de “infraponderar”. “Atención a una vela correctora de gran magnitud con alto volumen que podría ser el origen de nuevos descensos, con probabilidad bajista a la zona de los 14,24 euros, por debajo de sus tres medias. De hecho, ya se encuentra actualmente por debajo de su media a largo. La confirmación de esta situación vendrá cuando traspase a la baja el soporte en el gráfico semanal alrededor de los 4,70 euros, con volumen”.

Fuera de aspectos técnicos, el analista independiente destaca que “la tensión judicial” que la compañía ha tenido en los últimos meses ha tenido al mercado “en un halo de incertidumbre que no es de su agrado. En concreto, el asunto esencial de las materias reservadas que no pasan por el consejo de administración de la empresa eólica. Es decir, supone que solo las inversiones superiores a 500 millones pueden ser revisadas por el consejo. En el caso de los proyectos de eólica marina, que requieren de más presupuesto, el umbral se eleva a 1.000 millones, algo a lo que se opone la eléctrica”. “Hasta que no se aclare el panorama, el mercado no se decide a entrar con claridad en el valor”, apunta Sánchez Galán.

El analista independiente recomienda también alejarse de Viscofán. El año pasado tuvo altibajos para la compañía y todavía el mercado se encuentra a la espera de que se materialicen sus objetivos para el presente año, que pasan por diversificar sus ingresos, elevar su oferta de valor vía innovación y crecer con compras y tratar de mantener su buena solidez financiera. “La espera no es buena para el mercado, así que el mercado está expectante al 22 de febrero del presente año, cuando la compañía presente sus resultados”. Desde el punto de vista técnico, Sánchez Galán destaca que el valor “sigue intentando superar el nivel de los 50,31 euros, en el cual se encentra una resistencia de cierta consideración. El volumen aumenta más a la baja que al alza, por ello no se descartaría que el valor terminara por rendirse actualmente y busque apoyos inferiores hacia el nivel de los 47,38 euros”.

“Ya está por debajo de dos medias y la de largo se mantiene pero muy cerca de los valores de cierre hoy por hoy. Deshagamos posiciones, al menos, para evitar mayores pérdidas o para hacer algo de caja”, recomienda.

Por último, Vargas menciona entre las apuestas bajistas a ACS, a que está “pasando factura” la salida de su filial australiana Cimic de oriente medio. “La bolsa no tardó en reaccionar y las caídas se han repetido con fuerza este mes de enero, prolongando la tendencia bajista agresiva que dibujaba desde mayo de 2019”. “A nivel técnico, los cierres de estos últimos días han dejado ver un rebote en el 38,2 de Fibonacci, que sitúa la acción en 29,5 euros, valor al que no se llegaba desde marzo. Si no se recupera la tendencia alcista, podemos esperar una segunda corrección aún más fuerte en el 50 de Fibonacci, lo que llevaría a ACS a una caída hasta los 25,7 euros”, señala el experto de Admiral Markets.

Eso sí, “la otra cara de la moneda es que como consecuencia de estos descensos, el dividendo ha ganado atractivo. Los 0,45 euros que, según Bloomberg, abonará ACS el próximo 20 de febrero, ofrecen a día de hoy una rentabilidad del 1,5%, mientras que a cierre de 2019 este mismo pago suponía un 1,26%”.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.