www.elboletin.com

La Comunidad de Madrid podría cancelar casi toda su deuda con el dinero 'perdonado' en Sucesiones

La candidata del PP a la investidura, Isabel Díaz Ayuso, a su entrada en la Asamblea de Madrid.
Ampliar
La candidata del PP a la investidura, Isabel Díaz Ayuso, a su entrada en la Asamblea de Madrid. (Foto: PP)

Los madrileños que han heredado se han ahorrado casi 30.000 millones de euros.

domingo 03 de noviembre de 2019, 05:00h

La bonificación del 99% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones de la Comunidad de Madrid ha provocado un ahorro fiscal a los madrileños de 29.979 millones de euros entre los años 2005 y 2018, según los datos facilitados por la Consejería de Hacienda a El Boletín.

Las arcas públicas de la región, por tanto, han dejado de ingresar en estos últimos 13 años el dinero equivalente a cuatro presupuestos de Sanidad (8.000 millones) o al 86% de toda la deuda pública de la Comunidad, que se sitúa sobre los 35.000 millones de euros.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso asegura a este diario que, desde que se bonifica este impuesto (año 2005), solamente en un año este gravamen ha tenido menos ingresos que cuando no se bonificaba. Es decir, que el ahorro fiscal no ha supuesto una rebaja en la tendencia recaudatoria.

Los defensores de la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones aseguran que esta rebaja, además de evitar la ‘doble condena tributaria’, reduce el abandono de herencias, entre otros fenómenos.

Sin embargo, los datos contradicen esta tesitura. Los números del Consejo General del Notariado del 2018 revelan que las renuncias a herencias en la Comunidad de Madrid es muy parecido al de la media española.

A pesar de que la región que la región madrileña ha reducido el tributo, en Madrid sigue habiendo tantas renuncias a herencias como en el resto de España y su número evoluciona a la par del conjunto del país. Desde 2015, entre un 9,1% y el 9,8% de los herederos en Madrid rechazan percibir la transmisión de bienes que les corresponde. A nivel nacional, las renuncias eran entre el 9,8 y el 10%.

El abandono de herencias comenzó a crecer en toda España entre 2011 y 2012, con el rigor de la post burbuja y todo su elenco de fatalidades asociadas a la propiedad: impagos hipotecarios, embargos y demás deudas de la vivienda, parte vital en el ámbito de las herencias familiares.

Según recogió el periódico El País, “de las 38.921 declaraciones del impuesto de sucesiones de 2004, cuando se empezó a bonificar este gravamen, se ha pasado a las 90.193 de 2017. Y lo mismo ha ocurrido con el impuesto de donaciones, que se han multiplicado de 4.000 a 42.407”.

El diario destaca que en 2019, las ventajas fiscales para herencias en la Comunidad de Madrid sumaron casi 3.000 millones

Beneficios al patrimonio

La Comunidad de Madrid ha perdonado ya más de 5.000 millones de euros a las grandes fortunas en la última década a través de la bonificación del Impuesto de Patrimonio.

La Agencia Tributaria publicó hace varias semanas la Estadística de los declarantes del Impuesto sobre el Patrimonio en las Comunidades Autónomas. Un impuesto que la Comunidad deMadrid no grava y que supuso en 2017, último año del que se tienen cifras liquidadas, la ‘pérdida’ de 995 millones de euros a las arcas públicas.

Esa fue la cantidad que las grandes fortunas afincadas en la región capitalina se libraron de pagar. Una suerte de oasis para ricos que se estableció en el año 2008 en el conjunto del Estado y que fue abrazado con entusiasmo por la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

En el 2011 se restableció el gravamen del impuesto, salvo en comunidades como Madrid, que a día de hoy mantienen su bonificación al 100%.

Según datos de la Agencia Tributaria, desde 2011 a 2017, la región madrileña ha ‘perdonado’ 5.000 millones de euros a las grandes fortunas a través de dicha bonificación, que será superior a esa cifra una vez se contabilice la liquidación de 2018.

La consolidación de la Comunidad de Madrid como un Edén para las grandes fortunas ha provocado que muchas trasladen ahí sus residencias, donde ha crecido en un 40% la cifra de contribuyentes que declaran un patrimonio superior a 30 millones.

Así se explica que la bonificación final al impuesto de patrimonio haya aumentado paulatinamente en la región desde 2011 hasta ahora.

¿Qué es el Impuesto de Sucesiones y Donaciones?

El impuesto sobre sucesiones grava la transmisión de bienes y derechos por causa de fallecimiento de una persona. Son los herederos o legatarios los que tienen que declarar el Impuesto sobre Sucesiones por la herencia o legado que van a recibir.

La liquidación del impuesto de sucesiones debe presentarse, dentro de los seis meses siguientes al fallecimiento, en la Comunidad Autónoma donde el fallecido hubiera tenido su residencia habitual la mayor parte del tiempo de los últimos cinco años anteriores a la fecha de fallecimiento.

Al estar bonificado en un 99%, si un padre dona a su hijo un inmueble, ubicado en la Comunidad de Madrid, cuyo valor real es de 200.000 euros, el hijo, que es quién recibe la donación, tiene que liquidar el Impuesto sobre Donaciones.

Realizados los cálculos oportunos, le saldría una cuota tributaria de 31.621,21 euros y aplicándose la bonificación que tiene regulada la Comunidad de Madrid desde 2006, sólo pagaría 316,21 euros (el 1% de 31.621,21 euros).

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios