www.elboletin.com

¿Está cerca la política monetaria del BCE de un punto de no retorno?

Mario Draghi, presidente del BCE
Ampliar
Mario Draghi, presidente del BCE (Foto: BCE)

Los últimos datos de créditos y depósitos de la eurozona sugieren que por ahora el mecanismo de transmisión monetaria sigue funcionando.

viernes 04 de octubre de 2019, 07:00h

El pasado mes de septiembre el Banco Central Europeo (BCE) acometió un nuevo recorte de tipos con el que, junto al reinicio del programa de compra de bonos, los hombres de Mario Draghi intentan reactivar la economía. Sin embargo los analistas comienzan a plantearse cuánto margen le queda a la institución para ahondar en esa línea. El temor es que se alcance el temido ‘tipo de reversión’, aquel en el que los efectos negativos sean superiores a los positivos.

Nick Kounis, analista de ABN Amro, destaca en un informe que los tipos de interés de los bancos de la zona del euro han continuado bajando, “lo que sugiere que el mecanismo de transmisión monetaria sigue funcionando”. Así, el indicador compuesto del coste de los préstamos a empresas cayó en cinco puntos básicos en agosto, llevando la disminución acumulada desde el comienzo del año a 11 pb. Mientras tanto, el indicador compuesto de coste de los préstamos para la compra de vivienda también disminuyó en cinco puntos en agosto, dejándolo en 26 pb desde el comienzo del año.

Los bancos también pudieron transferir tipos de interés más bajos a los depositantes en agosto. La tasa de depósito para empresas disminuyó en nueve puntos, llevándola a territorio negativo por primera vez en la historia (a -2 pb). Mientras tanto, la tasa de interés para los nuevos depósitos de los hogares cayó en tres puntos (a +0.33%). Aunque el tipo de los depósitos a la vista permaneció estable en niveles cercanos a cero, los bancos redujeron la tasa de los depósitos con un vencimiento acordado de hasta un año.

“La reciente caída de los tipos de depósito ayudará a mitigar los efectos sobre el margen de intereses del sector bancario”, señala Kounis. “Si bien necesitaremos ver más datos para tener una visión más clara de cómo está respondiendo el sector bancario a unos tipos de interés negativos más profundos, el BCE considerará positivamente los primeros signos”

Aunque el margen de intereses ha estado bajo presión, los bancos siguen reduciendo los tipos de interés de los préstamos a hogares y empresas, destaca el experto del banco holandés. Mientras, los préstamos bancarios siguen aumentando, aunque probablemente se desacelerarán por razones cíclicas en los próximos meses. “Estas tendencias deberían reforzar la opinión del BCE de que el nivel de los tipos de interés oficiales todavía no se sitúa en el ‘tipo de reversión’ (cuando los efectos adversos de los tipos negativos superan a los positivos) y que, por lo tanto, puede seguir recortando”.

ABN espera que el BCE reduzca el tipo de interés de los depósitos en otros 10 puntos básicos adicionales. “El banco central seguirá de cerca los datos más allá de ese punto para juzgar si comienzan a aproximarse a la tasa de reversión, o si hay más espacio para bajar aún más. Nuestra sensación es que no queda mucho espacio adicional”, apunta Kounis.

¿Qué es el tipo de reversión?

El concepto de ‘tipo de reversión’ (reversal rate en inglés) fue creado por los economistas Markus K. Brunnermeier y Yann Koby, y se refiere al tipo al que la política monetaria acomodaticia se invierte y se convierte en contractiva para el crédito.

El mecanismo es simple: los bancos ganan dinero con la captación de depósitos estables, la tenencia de activos de renta fija y la concesión de préstamos. Un recorte de los tipos de interés favorece las plusvalías de los activos de renta fija, pero tiene un impacto negativo en el margen de intereses. Cuando las ganancias de capital son bajas, los beneficios de los bancos disminuyen si se reducen los tipos de interés. Los depósitos en cuenta corriente no se pueden cargar, lo que significa que los tipos de interés oficiales negativos convierten lo que suele ser una fuente de un tercio de los ingresos netos en un obstáculo para los mismos. En algún momento, debido a la disminución de los beneficios, las restricciones de capital de los bancos les obligan a reducir sus carteras de préstamos. Es entonces cuando la política tradicionalmente expansionista “se invierte” y se vuelve contractiva.

Luis Suárez

Periodista madrileño, ganándome la vida en ElBoletin.com desde 2007. Tras unos escarceos con la macroeconomía, tuve la suerte (es un decir) de desembarcar en la información de banca a tiempo de ser testigo de la crisis financiera internacional y la desaparición de las cajas de ahorros españolas. Siempre denunciando los abusos a clientes y empleados, esos grandes olvidados, ahora soy un converso de las finanzas.
¿Core Tier 1, "fully loaded", Basilea III? Música para mis oídos.

Google Plus de Luis Suárez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.