www.elboletin.com

Sólo una cuarta parte de los directivos con hijos pequeños son mujeres

Madre trabajando
Ampliar
Madre trabajando

La OIT advierte que la penalización laboral y salarial continuará si la presión social sigue obligando a las mujeres a ser las principales cuidadoras.

viernes 08 de marzo de 2019, 08:00h

Entre 2005 y 2015, “la penalización profesional de la maternidad”, la diferencia entre la proporción de mujeres adultas con hijos menores de seis años que trabajan frente a las mujeres sin hijos, aumentó significativamente, en un 38%, según un informe que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha publicado con motivo de la celebración hoy del Día Internacional de la Mujer.

Además, en dicho informe la OIT denuncia que “las mujeres también suelen experimentar una penalización salarial vinculada con la maternidad que persiste durante toda su vida laboral; en cambio, la paternidad se asocia con una prima salarial”. Advierte que “mientras la presión social siga obligando a las mujeres a ser las principales cuidadoras y a los hombres a trabajar jornadas más largas a cambio de una remuneración como los principales proveedores, las mujeres no podrán reducir su carga de trabajo en el hogar, ni aumentar sus horas de trabajo remunerado”. Y recalca que “a falta de autonomía en lo que respecta al tiempo de trabajo tanto para las mujeres como para los hombres sigue siendo un obstáculo considerable para la igualdad de género y el trabajo decente”.

En su estudio, la Organización Internacional del Trabajo subraya igualmente que “las madres de niños pequeños también se enfrentan a una penalización en los cargos de liderazgo vinculada con la maternidad. Registran las tasas más bajas de participación en los cargos directivos y de liderazgo (sólo el 25,1% del personal directivo con niños menores de 6 años de edad son mujeres) en comparación con sus homólogos masculinos (el 74,9 % del personal directivo con niños menores de 6 años son hombres).

Eso no significa que las mujeres sin hijos lo tengan más fácil a la hora de ser directivas, ya que las mujeres siguen estando poco representadas en los puestos más altos, una situación que ha cambiado muy poco a lo largo de los últimos 30 años, según la OIT que resalta “que menos de una tercera parte de los directivos son mujeres, a pesar de que suelen tener un nivel de educación más alto que sus colegas hombres. Una situación que queda muy bien reflejada en esta comparación entre hombres y mujeres sin niños pequeños; ya que en misma situación el 31,4 % de los cargos directivos son mujeres, y el 68,6 % son hombres.

“Diversos factores obstaculizan la igualdad en el empleo, y el que desempeña el papel más importante es el cuidado de los niños”, señaló Manuela Tomei, autora del estudio. “En los últimos 20 años la cantidad de tiempo que las mujeres dedican al cuidado y al trabajo doméstico no remunerado apenas ha disminuido, y el tiempo que le dedican los hombres ha aumentado solo en ocho minutos al día. A este ritmo, serán necesarios más de 200 años para alcanzar la igualdad en el tiempo dedicado al trabajo de cuidado no remunerado”.

El informe presenta las leyes y las prácticas que están cambiando esta dinámica, para una distribución equitativa del cuidado dentro de la familia, y entre la familia y el Estado. “Cuando los hombres comparten el trabajo de cuidado no remunerado de manera más equitativa, encontramos un mayor número de mujeres en cargos directivos”, agrega Tomei, al destacar el papel que pueden desempeñar los hombres en la creación de un mundo de trabajo más igualitario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.