www.elboletin.com

La sanidad madrileña despide a varios investigadores en contra de la Dirección Científica

Laboratorio
Ampliar
Laboratorio

La Fundación de Investigación Biomédica del Ramón y Cajal no renueva a dos investigadores y a tres monitores, con trabajo abierto y años de experiencia, en contra del criterio científico.

viernes 04 de enero de 2019, 06:00h

La Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Ramón y Cajal arranca este año con varios despidos. La Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios (ANIH) ha denunciado que se ha tomado la decisión de no renovar a uno de sus investigadores seniors, así como a tres monitores de ensayos clínicos oncológicos y a otra investigadora que ya se le han avanzado estas mismas intenciones.

“Son gente que lleva trabajando más de diez años”, señala Juan Ángel Fresno, presidente de la ANIH, a EL BOLETÍN. Se tratan, según denuncia, de profesionales que “como es habitual” vienen enlazando contratos temporales y que ante la nueva revisión que les tocaba el 1 de enero han sido fulminados.

La orden de la Consejería de Sanidad fue clara: prorrogar durante 2019 los contratos de aquellos investigadores precarios. Sin embargo, tal y como comunica ANIH, el gerente de la fundación del Ramón y Cajal se ha salido de ese camino: “Ha despedido al investigador senior en contra del criterio de la Dirección Científica del centro y del Patronato de la Fundación”.

En este sentido, a la otra investigadora también se le ha comunicado que tampoco verá cómo su contrato es renovado. “Las líneas de investigación se quedarán en el aire”, lamenta Fresno. Algo que se hará notar y que no es la primera vez que sucede: “El profesional despedido es experto en una patología poco frecuente”.

Descubrir la posible cura del VIH y no tener convenio colectivo: la vida de un investigador en Madrid

Leer más

El presidente de ANIH alerta de que este movimiento de la fundación puede tener una explicación: “evitar una avalancha de demandas por contratación en fraude de ley”. A lo que se le suma, en el caso del investigador senior, que tiene en “vista para sentencia una demanda contra la FIB”.

“Los tres monitores también despedidos eran contratados en fraude de ley”, completa. Pese a ello, Fresno adelanta que este escenario de no renovaciones ni de contratos indefinidos se está dando en medio de unas leyes que sí los permitirían.

Según el dirigente de la asociación, los PGE de 2018 permiten estabilizar los contratos a aquellos trabajadores que lleven tres años de contratos temporales, es decir, que estén contratados en fraude de ley.

“Estos profesionales se han ganado un poco de estabilidad. Tememos que se generalice porque están obligados a estabilizarlos”, señala a este medio Fresno. Por el momento, la ANIH ya ha exigido a la Consejería de Sanidad que actúe para revertir los despidos.

Doctorado en biología, con experiencia en investigación del ADN... por 650 euros brutos al mes

Leer más

Pedimos una solución que ya existe y que es la tasa de estabilización. Legalmente no hay motivos para no ser renovados”, resumen desde la organización. Mientras tanto, Fresno avanza que todo está abocado a volver a pleitear contra la fundación del Ramón y Cajal: “No nos queda otra salida que ir a los tribunales”.

Por su parte, desde CCOO también han exigido la readmisión y han reprochado que no haya durado “ni un mes lo de la buena fe negociadora” de la Consejería de Sanidad para redactar un convenio colectivo con los investigadores tras una larga batalla.

“Ni con la firma de sus dos directores generales. Tanto poder tiene el señor Flores [José Ignacio Flores, director de la fundación del Ramón y Cajal] que cada vez que le apetece destroza lo poco construido”, han concluido.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.