www.elboletin.com

Huelga en el metro de Madrid: los maquinistas pararán esta Navidad por la falta de plantilla

Metro de Madrid
Ampliar
Metro de Madrid (Foto: Luis García (Zaqarbal))

Los trabajadores del suburbano llevan meses reclamando medidas contra el amianto, la inseguridad y la falta de maquinistas.

miércoles 28 de noviembre de 2018, 19:43h

Huelga en el metro de Madrid. Después de meses de reclamaciones y de un visible deterioro en el servicio público del suburbano, los maquinistas han decidido echar el freno ante la inacción de la Comunidad de Madrid y el gobierno de Ángel Garrido. Los paros parciales están convocados para varios días de diciembre.

Fuentes del Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid (SCMM) informan a EL BOLETÍN que este miércoles han acordado la convocatoria de paros que coincidirán con el periodo navideño. La falta de maquinistas, el incesante goteo de noticias relacionadas con el descubrimiento de amianto en los trenes del suburbano y la sensación de inseguridad que sufren los conductores ha empujado al colectivo a tomar la decisión.

¿Qué días hay paro?

Diciembre: 10, 11, 12, 13 y 14 de diciembre de 5.30 a 9.00 horas en las líneas 6 y 10 A y los días 17, 18, 19, 20 y 21 de diciembre de 17.00 a 22.30 horas en las líneas 1, 2, 3 y 5.

Enero: el 19 de enero de 11.00 a 12.00 horas en las líneas 3, 5, 7A, 9A y los días 11 y el 26 de enero de 16.00 a 17.00 horas en las líneas 2, 4, 6, 8, 10A y 12

Febrero: 9 y 23 de febrero de 11.00 a 12.00 horas en las líneas 3, 5, 7A, 9A y 11 y los días 2 y 16 de febrero de 16.00 a 17.00 horas en las líneas 2, 4, 6, 8, 10A y 12.

Marzo: 9 y 23 de marzo de 11.00 a 12.00 horas en las líneas 3, 5, 7A, 9A y 11, y los días 2, 16 y 30 de marzo de 16.00 a 17.00 horas en las líneas 2, 4, 6, 8, 10A y 12.

Falta de maquinistas

“Somos 225 maquinistas menos que hace tres años, si no se contrata, como mínimo, a 300 nuevos es imposible ofrecer un servicio público de calidad”, informan los maquinistas a EL BOLETÍN.

Juan Antonio Ortíz, portavoz del sindicato SCMM, destaca que la empresa regional, competencia del Gobierno de Ángel Garrido, ofrece horas extra a los maquinistas durante este periodo navideño a cambio de reducir sus jornadas de descanso y de asuntos propios. Una medida que han rechazado más del 98% de los maquinistas.

La falta de maquinistas, junto a la retirada de muchos trenes afectados por el amianto, está detrás de las largas esperas que tienen que soportar los usuarios del suburbano. Una problemática que va a más y que, según relataron trabajadores del metro a este diario, “acabará provocando una desgracia en los andenes”.

Las aglomeraciones en el suburbano son una estampa tan habitual de la cotidianidad madrileña que los trabajadores se han visto ‘obligados’ a organizar a los usuarios con el fin de evitar esas posibles desgracias.

“Muchas veces nos hemos tenido que poner en los pasillos para organizar a los usuarios o incluso para prohibir temporalmente el acceso al andén porque éste ya estaba lleno y podrían producirse avalanchas a la llegada de un tren”, aseguran a este periódico desde el sindicato de Comisiones Obreras.

En estos momentos hay cerca de 1.700 maquinistas de los 2.300 que debería haber para un funcionamiento idóneo del servicio.

“Se han trasladado a otros departamentos de Metro Madrid a través de promociones internas. Nadie quiere ser maquinista, la nómina de un maquinista es igual que la de un administrativo o alguien que trabaja en taquillas”, lamenta el portavoz del Sindicato de Maquinistas de Metro Madrid, quien apenas puede conciliar el trabajo con su vida privada.

“Es un trabajo muy duro y solitario. Trabajas los festivos, los fines de semana, las uvas de nochevieja te las tomas en el vagón y libras siete fines de semana al año. No hay ningún tipo de conciliación laboral”, denuncia.

Sin embargo, la urgencia y la necesidad de la empresa para ofrecer un mínimo servicio ha provocado la cancelación temporal de esos traslados, y varios ex maquinistas, que llevan un año sin conducir un tren, lo harán durante este periodo estival.

La Comunidad de Madrid, por su parte, ajena a estos problemas, asegura ahora que reforzará el metro durante Madrid Central, algo que descartan los maquinistas. “Si no hay personal ni trenes suficientes en un día normal, cómo van a poder reforzarlo para Madrid Central”, lamentan desde el sindicato, que desconoce a estas horas las medidas concretas que planea el suburbano.

Inseguridad en el metro

Metro de Madrid tenía más vigilantes de seguridad hace diez años que ahora. “Hay la mitad de vigilantes que antes de la crisis”, lamentan los maquinistas del suburbano, que en las últimas semanas ha sufrido varios incidentes provocados por grafiteros. Uno de ellos supuso incluso “el secuestro” de un tren.

En la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, varios grafiteros amenazaron a un maquinista de la línea 12 para que detuviera el tren en una estación no operativa entre las estaciones de Parque de los Estados y Arroyo Culebro con el objetivo de pintar el tren.

“Tiraron de la manilla de freno para detener el tren. El maquinista tuvo que salir de la cabina para reponer la manilla y reanudar la marcha. En ese momento fue cuando varios grafiteros le rodearon y le exigieron entre amenazas que dirigiera el tren hacia esa estación no operativa”, informaron fuentes próximas al maquinista afectado.

Esta situación ha sido la más grave de un cúmulo de ellas (grafiteros en Las Rosas, en Las Tablas, en Aluche y en las líneas 6 y 9) que han puesto en evidencia la falta de seguridad que hay en varias estaciones del Metro de Madrid. A su juicio, el brote de sucesos acaecidos en los últimos días es síntoma de los recortes en la plantilla de vigilantes de seguridad.

El silencio del amianto

Dos fallecidos, cuatro enfermos y varios casos de asbestosis, una enfermedad rara causada por las fibras de asbesto (amianto), entre los trabajadores de Metro de Madrid. Ese es el resultado que deja, oficialmente, la exposición al amianto que han sufrido – y siguen sufriendo – los empleados del servicio público de transporte de la capital madrileña. Una realidad que las autoridades regionales conocieron hace 15 años y que decidieron mantener en silencio.

En los últimos meses, la empresa ha detectado la presencia de amianto en más de cien vagones, que han sido retirados de la red del suburbano. El amianto es un material aislante que durante décadas se ha utilizado para la construcción de diferentes infraestructuras, desde tejados y paredes a escaleras mecánicas y vagones de tren. Este mineral de bajo coste está compuesto por fibras largas y resistentes que conceden flexibilidad a los materiales.

Una de cada tres estaciones del metro de Madrid en 2003 tenía partículas procedentes del amianto en el aire. Las autoridades madrileñas supieron en ese momento de la existencia de este material perjudicial para la salud pero decidieron aplicar una ‘omertá’.

La empresa pública asegura ahora que destinará cerca de 140 millones de euros a retirar el amianto de 53 de las 301 estaciones. Un proceso que finalizará, a priori, en 2025.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.