www.elboletin.com

“Este Gobierno no acepta la gestación subrogada porque es una compraventa de niños”

Isabel Celaá, ministra de Educación y portavoz del Gobierno
Ampliar
Isabel Celaá, ministra de Educación y portavoz del Gobierno (Foto: Pool Moncloa/ JM. Cuadrado)

La vicepresidenta del Gobierno, la portavoz del Ejecutivo y la nueva ministra de Sanidad han salido en las últimas semanas a mostrar su rechazo a la gestación subrogada.

viernes 14 de septiembre de 2018, 16:43h

El Gobierno se mantiene firme en su oposición a la gestación subrogada. Cada vez que Ciudadanos ha puesto sobre la mesa este debate, el Ejecutivo y el PSOE han buscado cerrarlo. En apenas 24 horas, con un cambio de ministra de Sanidad, vuelven las voces contra este método.

La nueva ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha querido marcar distancias reclamando a la comunidad internacional que se declare ilegal esta práctica “en el mismo plano que lo están tanto la venta de órganos como la prohibición de venta de niño”. De hecho, ha subrayado que esta sería “la forma más eficaz y útil de resolver el problema”.

En una entrevista concedida a la Agencia EFE poco después de tomar posesión de su cargo, Carcedo ha asegurado que el paso necesario sería una regulación internacional de que considere ilegales la gestación subrogada. Pese a que este método está prohibido en España, las familias acceden a él a través de convenios con terceros países.

“Hay que tomar decisiones internacionales y declararlo ilegal”, ha concluido la nueva titular de Sanidad. En cuanto a las agencias de ‘vientres de alquiler’ que funcionan en España, Carcedo ha avanzado que “habrá que analizar en qué marco legal se mueven y, si traspasan algún límite en algún asunto que interfiera con la legislación española, se podría actuar”.

La postura del Ejecutivo la ha vuelto a repetir este viernes la portavoz Celaá tras el Consejo de Ministros. En este sentido, la también ministra de Educación ha aseverado que “este Gobierno no acepta la gestación subrogada porque es una compraventa de niños”.

No es la primera, ni la segunda vez que miembros del Gobierno de Pedro Sánchez plantan cara a esta iniciativa que está buscando impulsar Ciudadanos. A inicios de junio, la vicepresidenta Carmen Calvo ya se mostró muy crítica a la gestación subrogada, en una entrevista en EL PAÍS.

“Nuestra posición es clarísima. Se llaman vientres de alquiler y son una nueva utilización del cuerpo de las mujeres, una compraventa más. Y particularmente grave para nosotros porque usan el cuerpo de la mujer más pobre. Aquí no valen eufemismos con el lenguaje”, denunció.

Ciudadanos contra el Gobierno de Sánchez

Las reacciones a este choque del Gobierno con los ‘vientres de alquiler’ no se han hecho esperar. Especialmente en la bancada de Ciudadanos, tanto en el Congreso de los Diputados como en la Asamblea de Madrid. O al menos así lo han hecho saber algunos de sus diputados al hacerse eco de las palabras de la nueva ministra de Sanidad.

Patricia Reyes, diputada de Ciudadanos en la Cámara Alta, está siendo una de las encargadas de defender la iniciativa de su partido. Y cada vez que miembros del Gobierno cargan contra ella, busca salir al paso. Así lo hizo ante las declaraciones de Carmen Calvo reprochando “que una feminista llame vientre de alquiler a otra me parece tremendo”.

Ahora, con Carcedo en escena, Reyes ha denunciado “el desconocimiento que muestran estas declaraciones”. “Es vergonzoso”, ha completado la diputada ‘naranja’. Por su parte, Tomás Marcos, portavoz de Ciudadanos en la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad en la Asamblea de Madrid, ha hablado de “repugnantes declaraciones”.

“Incitan al odio hacia familias diversas, niños y niñas”, ha apuntado Marcos. Alberto Reyero, otro diputado de la organización naranja en el Parlamento madrileño, ha ido más allá y ha lamentado que con las palabras de la ministra de Sanidad se demuestra que “hay carcas de derechas y carcas de izquierdas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.