www.elboletin.com

El ‘fracaso’ de la privatización de las mamografías preventivas en la sanidad madrileña

De izquierda a derecha: Cristina Cifuentes, Ignacio González, Esperanza Aguirre, Javier Bello y Javier Fernández-Lasquetty
Ampliar
De izquierda a derecha: Cristina Cifuentes, Ignacio González, Esperanza Aguirre, Javier Bello y Javier Fernández-Lasquetty (Foto: PP de Madrid)

Audita Sanidad analiza que el programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama llega “sólo al 50% de las madrileñas”. “Las conclusiones son demoledores”, sentencian.

sábado 21 de abril de 2018, 06:00h

El programa de Detección Precoz del Cáncer de Mama (DEPRECAM) llegó a la Comunidad de Madrid en 1999. Y desde su nacimiento lo ha hecho acompañado de las dudas y la polémica. De hecho, durante un periodo, Javier Fernández-Lasquetty, el que fuera consejero de Sanidad, mantuvo paralizadas las mamografías preventivas. Varios años después, los resultados de este proyecto no terminan de convencer.

La plataforma ciudadana de la deuda en Sanidad, Audita Sanidad, se ha encargado de evaluar la trayectoria de DEPRECAM. “Las conclusiones son demoledoras”, avanzan. La privatización de las mamografías a mujeres madrileñas de 49 a 69 años no está respondiendo a la altura: “Sólo cubre al 50% de las madrileñas en su rango de edad, cuando el porcentaje contrastado y deseable es del 75%”.

HEMEROTECA: Lasquetty paraliza siete meses las mamografías preventivas en Madrid

Leer más

Sin embargo, estos datos no son los únicos que han recogido desde Audita Sanidad en su informe sobre el programa –que se publicará el próximo martes-. Según adelantan, otra de las características de DEPRECAM gira en torno a “la falta de efectividad”. Los datos que maneja la plataforma ciudadana hablan de que en Madrid “sólo se alcanzaron, respectivamente en 2011-2012 y 2013-2014, tasas de 3,55 y 1,86 por mil” cuando la “tasa esperada” es “de cinco por mil mujeres exploradas y diagnosticadas de cáncer de mama”.

El problema con las adjudicaciones

Mientras tanto, los vicios de la Comunidad de Madrid a la hora de adjudicar este servicio ha llamado la atención del colectivo. “Todo el proceso está plagado de irregularidades administrativas”, resumen. En concreto, según Audita Sanidad, algunos de estos malos hábitos tienen que ver con las prórrogas que se firman “por falta de previsión de su vencimiento, así como la variabilidad clínica en los procedimientos de cribado”.

Todo es improvisación, desastre organizativo e incompetencia profesional

Asimismo, la transparencia no es uno de los puntos fuertes a la hora de dar cuenta de los resultados. “Desde hace siete años la Comunidad de Madrid no aporta datos a la Red Española de Programas de Cribado de Cáncer”, denuncian en Audita Sanidad. Otra crítica que dirigen habla del nulo “rastro que índice que la Comunidad obliga a las clínicas a cumplir los contenidos de calidad de la guía europea”.

La Marea Blanca denuncia el despilfarro de la Comunidad de Madrid con la privatización de las mamografías

Leer más

Todo es improvisación, desastre organizativo e incompetencia profesional”, lamenta la plataforma. El reproche aumenta al apreciar que, como relatan desde Europa, el “éxito de los programas de cribado poblacional para la prevención del cáncer de mama estaría asegurado” si se siguieran cuatro claves: “Adecuada planificación, organización, implementación y evaluación”.

Aumento de la deuda pública

Una serie de conceptos que Audita Sanidad no ha apreciado en el programa de la Comunidad de Madrid. Todo lo contrario. Por último, pero no menos importante, como apostillan, también aparece el “más que probable incremento de la deuda pública madrileña” por esta privatización.

HEMEROTECA: La Comunidad de Madrid reconoce que los hospitales públicos podrían hacer más mamografías

Leer más

Tal y como concluye en el colectivo, los “sobrecostes económicos” durante la adjudicación están sangrando debido al “exceso de pruebas complementarias realizadas en las clínicas privadas contratadas”.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios