www.elboletin.com

De Madrid a Calahorra: las denunciadas maniobras de un exdirectivo de la sanidad madrileña

Fundación Hospital Calahorra
Ampliar
Fundación Hospital Calahorra (Foto: fhcalahorra.com)

Historia del caso de Juan Manuel Pacheco Domínguez, señalado por su gestión en Madrid y por sus movimientos con el contrato de electromedicina en la Fundación Hospital Calahorra

domingo 25 de febrero de 2018, 06:00h

Un total de 332 kilómetros y 3 horas y media de coche separan el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y la Fundación Hospital Calahorra de La Rioja. La relación entre ambos centro no debería ir, a priori, más allá de ser parte de la sanidad pública. Sin embargo, los dos hospitales están más que vinculados a través de una serie de movimientos ‘extraños’, así como denunciados con su concurso de mantenimiento de la electromedicina. Hay también otro nexo de unión: el gerente del complejo riojano, que ha entrado con fuerza, fue un ex alto cargo de la sanidad pública madrileña hasta hace bien poco.

Sacar un concurso de electromedicina parece misión imposible. Los desistimientos, las denuncias, las peticiones de dimisión y las caídas de precio se han convertido en protagonistas. Así ha sucedido en el Hospital Clínico y así ha ocurrido recientemente en Calahorra donde la situación se ha agravado hasta el punto de vivirse despidos de trabajadores.

De hecho, las miradas sobre Juan Manuel Pacheco Domínguez, antiguo encargado de los contratos públicos en los ‘hospitales de Esperanza Aguirre’ y actual gerente de la Fundación Hospital Calahorra, han llegado tanto al Parlamento de La Rioja como a la Asamblea de Madrid.

Mientras tanto, en Calahorra las preguntas también se han lanzado sobre todo desde que Pacheco Domínguez aterrizase en La Rioja. “Sin experiencia gerencial hospitalaria alguna, ha aparecido, no se sabe traído por quién, no se sabe cómo y no se sabe para qué”, se han preguntado desde el Comité de Empresa de la Fundación Hospital Calahorra.

Paso 1: preguntar por el contrato

Sin embargo, estas preguntas aparecieron con fuerza cuando Pacheco Domínguez despidió a la coordinadora de Logística y Compras por ‘deslealtad’, según la versión oficial. En el Comité de Empresa no lo tienen tan claro: todo comenzó en el momento en el que el nuevo gerente puso énfasis en el contrato de mantenimiento de la electromedicina que ya estaba preparando el centro antes de su llegada y en el que la empresa de las prórrogas del Clínico hace de actor protagonista.

Según el relato –ratificado ante notario- al que ha tenido acceso EL BOLETÍN, tan solo dos dias después de que el exdirectivo de la sanidad madrileña llegase a Calahorra, ya preguntó a la coordinadora de Logística y Compras por el estado del contrato de electromedicina. ¿La respuesta? El contrato sigue su curso pese a que la empresa Mantelec insiste en su desistimiento. Misma compañía que forma parte del Grupo Empresarial Electromédico, que está presente –por medio de Asime- en el Hospital Clínico San Carlos.

Paso 2: pedir su desistimiento inmediato

En ese momento, las dudas con el contrato empezaron a surgir. Según denuncia el Comité de Empresa, la orden de su superior lanzó una orden concreta: el expediente ha de tumbarse por defectos en su redacción. Ante esta petición, la coordinadora afirmó que lo trasladaría a la trabajadora del centro que ejercer las labores de asesora jurídica de la Mesa de Contratación para estudiar las reticencias de Pacheco Domínguez. Pasan los días y la impaciencia del directivo continúa recalcando que el contrato ha de desistirse de manera inmediata.

Ya entrado el mes de agosto (el 10 de julio llega el directivo a la región) el escenario –siempre según el relato del Comité de Empresa- se endureció. El 3 de agosto ya llega la respuesta sobre la redacción del contrato: ni la coordinadora de Logística y Compras ni la asesora jurídica aprecian motivos para el desistimiento. A pesar de esta contundente comunicación, se ofrece que el departamento jurídico del Gobierno riojano estudie el caso.

Paso 3: intensificar la lucha por el desistimiento

“El director-gerente contesta que no, que van a tardar meses en contestar, que hay que buscar los motivos que sea para hacerlo de forma inmediata”, señalan desde el Comité de Empresa del hospital. A partir de aquí es donde empiezan las maniobras denuncias. Según alertan, Pacheco Domínguez lo tiene claro: “El director-gerente advierte que va a contactar con unos abogados ‘del estilo de Tesera de Hospitalidad’ (bufete especializado en contratación administrativa), pero sin indicar su nombre ni denominación comercial, para que sean éstos quienes aporten motivos suficientes para llevar a cabo el desistimiento”.

Tan sólo 24 horas después, el 4 de agosto, la coordinadora de Logística y Compras al entrar al despacho del exdirectivo de la sanidad madrileña “ve, sobre la mesa de reunión y junto a su cuaderno, una tarjeta de visita del Grupo Empresarial Electromédico, formado, entre otras empresas, por Iberman y Mantelec”. “Se da la circunstancia de que esta última mercantil es la misma que ya había impugnado, en dos ocasiones, los pliegos”, recuerdan desde el Comité de Empresa.

Pese a ello, la insistencia se mantiene: “El director-gerente pregunta por qué no se ha ‘resuelto el problema’, a lo que la coordinadora de Logística y Compras responde que no hay ningún ‘problema’”. A partir del 7 de agosto, llega el juego de las cartas marcadas, según denuncian en el Comité de Empresa, cuando Pacheco Domínguez cumple con su promesa de encontrar un informe que le dé la razón.

Paso 4: conseguir el curioso informe

Y, según consta en el acta pública de la Mesa de Contratación, una peculiaridad tiene el documento remitido por el gerente. “Se ha constatado que la procedencia del informe es de Criterio Abogados, mercantil que ha asesorado jurídicamente a uno de los licitadores interesados en este expediente en contratación, en concreto al que ha interpuesto recientemente Recurso Especial”. Es decir, Pacheco Domínguez, según se denunció, sacó el informe aplaudiendo el desistimiento del mismo bufete de abogados que asesora a Mantelec.

¿Cómo se descubrió este aspecto? La coordinadora de Logística y Compras apreció que en el fichero Word del informe que mandó Pacheco Domínguez “consta como realizado por ‘Criterio Abogados II’”. De hecho, según se destaca, “el fichero de extensión .png que acompaña como adjunto al anterior corresponde al logotipo de dicha firma de abogados”. Es más, el propio bufete celebra en su web que consiguió finalmente el desistimiento, tal y como pedían sus (dos) clientes.

Por si hubiera más dudas, la coordinadora despedida informó en la Mesa de Contratación que “el citado fichero Word, dirigido a ‘Juanma’ (el director-gerente), incluye un inciso final que es el siguiente: ‘Te envío, como siempre, un fuerte abrazo. MarioL’”. Un nombre y una primera letra que para el Comité de Empresa da la circunstancia de que coincide con el CEO de dicha firma de abogados: “Mario Ledesma”.

Paso 5: los despidos y el desistimiento

Al día siguiente de esa movida Mesa de Contratación, el movimiento del gerente no fue otro que cesar de sus funciones a la coordinadora de Logística y Compras y conseguir finalmente el desistimiento. La bomba ya había estallado. PSOE, Podemos, la Marea Blanca de La Rioja y el Comité de Empresa exigieron inmediatamente la dimisión de Pacheco Domínguez al conocer el caso.

Los despidos han llegado a los tribunales; por el camino, el propio hospital ofreció una indemnización a la trabajadora (otros dos profesionales fueron despedidos por denunciar otros casos parecidos) reconociendo, pues, el despido improcedente aunque negándose a la readmisión.

Las denuncias de Podemos y PSOE

Por ejemplo, la formación morada incluso habló de la existencia de “una trama de corrupción y amiguismos en la Fundación Hospital de Calahorra que han terminado con trabajadores despedidos por no ser serviles con la gerencia”. Podemos también se ha preguntado cómo ha llegado Pacheco Domínguez a La Rioja “conociéndose de antemano que se le había cesado” en Madrid.

En todo momento, el hospital achacó una cuestión de ‘deslealtad’ en la carta de despidos, aunque de cara al público afirma que llegaron por un problema económico en el centro. El PSOE no coincide: “Han sido por motivos puramente disciplinarios”. El secretario general socialista en La Rioja, Francisco Ocón, hace hincapié en la relación Pacheco-Mantelec-Criterio Abogados: “Choca que sea el mismo bufete el que asesore el desistimiento y por otra parte asesore a la empresa que recurre el citado expediente”.

Durante varias semanas, EL BOLETÍN se ha intentado poner en contacto con la Consejería de Salud de La Rioja para recabar su versión de los hechos, así como para conocer el motivo que llevó a la contratación de Pacheco Domínguez como gerente. En varias ocasiones, el Ejecutivo riojano se ha negado a hacer declaraciones alegando que el tema está en los tribunales donde, concretamente, este próximo 28 de febrero, se decidirá el futuro laboral de las personas despedidas. Este medio también ha intentado encontrar respuesta de Criterio Abogados, pero sin éxito alguno.

Pacheco Domínguez y su gestión en Madrid

Respecto a la gestión de Pacheco Domínguez como directivo de la sanidad madrileña, el Gobierno de Cifuentes apuntó en la Asamblea de Madrid que el cese llega porque “desaparecieron como empresas públicas” los nuevos hospitales de Aguirre, integrándose directamente en el SERMAS, aunque en una respuesta parlamentaria hablaron de “falta de confianza”.

El director general de Gestión Económico-Financiero y de Infraestructuras Sanitarias, José Ramón Menéndez Aquino, aseguró a la diputada Mónica García que los resultados de “la persona que usted comentaba” fueron “buenos para el poco tiempo”. Afirmación que contrarrestó la parlamentaria reprochando que el ahorro de dinero público no fue tal durante la dirección de Pacheco Domínguez.

“Según los informes de la Intervención General, se habló de que iba a haber grandes ahorros y lo que se habían cumplido fueron un 52% de los procedimientos marcados, que tampoco eran muchos, con un 40 por ciento sobre el valor estimado de la licitación. Esto quiere decir que, durante esos años, no nos ahorramos lo que nos teníamos que ahorrar, y quiere decir que, en los años que usted dice que ya no funciona esa central de compras, no nos estamos ahorrando el dinero que nos deberíamos ahorrar, ¡lo cual es bastante grave!; me parece un tema grave”, reprochó García a finales de 2017.

El ‘extraño’ contrato de electromedicina del Clínico: un desplome de precio tras cien prórrogas irregulares

Leer más

Según ha podido conocer EL BOLETÍN, al igual que ha sucedido esta semana con el Hospital Clínico San Carlos, los precios del contrato de electromedicina han caído. Con Pacheco Domínguez, por ejemplo -desgranando hospital por hospital de la central de compras-, el Hospital Infanta Leonor sacó el concurso de electromedicina por 413.446 euros anuales (sin IVA); dos años atrás (sin él) se había licitado el mismo servicio por 273.550 euros; y en este 2017, cuando se ha presentado el mismo expediente, el precio de salida ha caído hasta los 308.250 euros anuales.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.