www.elboletin.com

Los grandes bancos de Wall Street suman un impacto de 24.000 millones por la reforma de Trump

JP Morgan
Ampliar
JP Morgan

JP Morgan, Citigroup y Goldman Sachs sufren en sus cuentas del cuarto trimestre algunas de las modificaciones de la ley fiscal.

miércoles 17 de enero de 2018, 07:00h

La reforma fiscal impulsada en EEUU por el presidente Donald Trump supone una rebaja del 35% al 21% en el impuesto de sociedades, sin embargo, pese a esta rebaja fiscal, los gigantes bancarios de la mayor economía del mundo han sufrido ajustes negativos en sus balances debido a algunos cambios que incorpora la nueva ley. JP Morgan, Citigroup y Goldman Sachs, los tres gigantes de Wall Street suman un impacto de 29.400 millones de dólares (24.000 millones de euros).

Las nuevas normas fiscales obligan a las entidades a reseñar cargos extraordinarios sobre las ganancias mantenidas en el extranjero y cambiar el tratamiento de los activos por impuestos diferidos, modificaciones que han lastrado los resultados del cuarto trimestre de los grandes bancos, que se están publicando estos días.

El más perjudicado ha sido Citi, pues casi la mitad de sus ganancias provienen de países extranjeros con menores impuestos. El banco anunció en sus cuentas del último trimestre del año pasado un cargo de 22.000 millones de dólares (cerca de 18.000 millones de euros) por la reforma de Trump que le provocó unas pérdidas de 18.000 millones (14.700 millones de euros). Como consecuencia, la entidad se ha anotado un 'agujero' en el conjunto del ejercicio fiscal de más de 6.000 millones (4.900 millones de euros), sus primeros números rojos desde 2009.


Goldman Sachs, publicará sus resultados de octubre a diciembre este miércoles, pero ya adelantó a finales del pasado mes de diciembre que asumirá un impacto negativo de unos 5.000 millones (algo más de 4.000 millones de euros), principalmente por el efecto de la tasa a la repatriación de fondos desde fuera de EEUU, que acapara en dos terceras partes de esta cifra. El resto incluye los “efectos de la implementación del sistema de impuestos territoriales y la nueva medición de los activos de impuestos diferidos por las menores tasas impositivas corporativas promulgadas”.

Por su parte, JP Morgan ha revelado un impacto negativo por la reforma fiscal de Donald Trump de 2.400 millones de dólares (cerca de 2.000 millones de euros), lo que ha recortado un 37% sus ganancias en el cuarto trimestre, hasta 4.232 millones (casi 3.500 millones de euros). En el conjunto del ejercicio su beneficio neto sumó 24.441 millones (unos 20.000 millones de euros), un 1,2% menos.

Los bancos europeos que operan en EEUU también se verán perjudicados. Hace unas semanas, el británico Barclays anunciaba que asumirá en sus cuentas de 2017 un impacto negativo extraordinario de 1.000 millones de libras esterlinas (1.128 millones de euros al cambio actual) por los efectos de la reforma fiscal estadounidense. Mientras que Credit Suisse ha adelantado un impacto de 2.300 millones de francos suizos (1.955 millones de euros) en sus cuentas del cuarto trimestre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios