Ningún país en Europa ha perdido tanto dinero como España con el rescate bancario

Banco de España

Concentración de la PAH en un stand de la Sareb (foto de archivo)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Fue un rescate bancario que “no iba a costar ni un euro al contribuyente” como aseguraron el presidente Mariano Rajoy y el ministro de Economía, hoy vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos.  Pero finalmente, España se ha convertido en el país europeo que ha perdido más dinero en las ayudas públicas a la banca.

Según las cifras que recoge El País, Eurostat cifra el dinero desperdiciado en 58.415 millones de euros hasta finales de 2020. Se trata de unos 10.000 millones más que el ejercicio anterior. El incremento ha sido consecuencia de haber tenido que rectificar las cuentas del llamado “banco malo”, Sareb, por exigencias europeas.

La oficina estadística de la UE suma los déficits públicos generados entre 2008 y 2020 por las intervenciones de los gobiernos para remediar la crisis financiera. Las últimas cuentas revelan que España supera a Alemania, cuyos contribuyentes han tenido que soportar unas pérdidas acumuladas de 49.106 millones de euros hasta finales de 2020. Le siguen Irlanda, con 48.438 millones; Grecia, con 27.297, y Portugal con 22.340.

En concreto, la Sociedad de Gestión Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) aporta 9.878 millones de euros al déficit público, que se eleva hasta los 123.072 millones (10,97% del PIB) tras los nuevos criterios de Eurostat. Estas ayudas responden a la consolidación dentro del perímetro del ‘banco malo’ por mandato de Bruselas.

La inclusión de la Sareb en las cifras de déficit ha venido mandatado por las autoridades europeas.

La idea de la Sareb era quitar a las cajas sus activos deteriorados para que no quebrasen. Se encapsulaban en una entidad aparte para poder gestionarlo y venderlo más adelante minimizando las pérdidas. Las entidades intervenidas trasladaron al banco malo con un descuento sus peores préstamos inmobiliarios, viviendas, locales o solares. Sin embargo, casi una década después de su puesta en marcha, la sociedad acumula un patrimonio negativo de 7.511 millones de euros, según las cuentas de 2019.