Navalni se muestra incrédulo tras ser catalogado como «preso propenso a fugarse»

Detención del activista político ruso Alexei Navalni en el aeropuerto de Moscú

Detención del activista político ruso Alexei Navalni en el aeropuerto de Moscú - Autor: SIMPATIZANTES DE NAVALNI

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El opositor ruso, Alexei Navalni, se ha mostrado incrédulo en Instagram por haber sido catalogado por la seguridad de la instalación penitenciaria donde cumple condena como «preso propenso a fugarse».

«Por supuesto empiezo a reírme y entonces, no por primera vez en el último mes, pienso:’¿Es una broma? ¿Es una broma pesada?'», narra el activista en su perfil en la red social.

Entre los detalles que da en la publicación asegura que estaba comiendo «un filete de pescado congelado» cuando se lo comunicaron y ha bromeado diciendo que se ha sentido como el doctor Hannibal Lecter en ‘El Silencio de los corderos’ y que, si bien no tiene claro lo de comerse el hígado de sus enemigos, sí querría una copa de vino.

En un tono más serio ha elucubrado que al ser considerado «propenso a fugarse» en las nuevas salidas de prisión se reforzará la seguridad en torno a él y tendrá que llevar «grilletes».

Navalni cumple una pena de tres años y medio de prisión que fue activada después de que volviera al país tras pasar varios meses en Alemania recuperándose de lo que asegura que fue un intento de envenenamiento por parte del Kremlin, que niega la mayor pese a los indicios que relacionan al servicio secreto ruso con lo sucedido.

Asimismo, el activista, considerado el opositor a Vladimir Putin con mayor apoyo, se debe enfrentar a un nuevo proceso judicial, esta vez por presuntamente haber difamado a un veterano de la II Guerra Mundial.

Navalni fue detenido tras poner un pie de vuelta en Rusia, algo de lo que había advertido el Kremlin cuando anunció su regreso, de ahí viene presumiblemente que este perciba como irónica la etiqueta de «propenso a fugarse».

Su condena ha despertado una oleada de manifestaciones a nivel interno contra Putin que llevaba años sin verse y que se han saldado con varios miles de activistas detenidos. Además, la Unión Europea y Estados Unidos han presionado abiertamente para su liberación y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se manifestó en el mismo sentido este miércoles, aunque Moscú ha asegurado que no seguirá la indicación del tribunal.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish