Naturgy invertirá 2.000 millones en 2019, un 70% destinado a España

Francisco Reynés, presidente de Naturgy
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Naturgy espera invertir este año unos 2.000 millones de euros, de los cuales un 70% corresponderá a España, según ha detallado el presidente ejecutivo de la compañía, Francisco Reynés, en una rueda de prensa previa a la junta general de accionistas.

Reynés ha asegurado que en España las inversiones se centrarán principalmente en aumentar la generación renovable de la compañía en un 1 gigavatio respecto a 2018. En concreto, el 65% se destinará a proyectos de crecimiento, mientras que el resto tendrá como fin operaciones de mantenimiento, descartando así cualquier operación de adquisición por crecimiento inorgánico. “Estamos abiertos a cualquier operación que cumpla los criterios de rentabilidad mínima, pero no hemos contemplado ninguna”, ha aclarado Reynés.

“Una parte relevante de estas inversiones van a España”, ha insistido el directivo. Unos 175 millones de euros se destinarán a inversiones en redes de distribución eléctrica y en torno a unos 220 millones de euros a redes gasistas.

El año pasado Naturgy destinó a inversiones 2.321 millones de euros, pero del total se destinaron unos 400 millones a buques metaneros, por lo que las inversiones sin tener en cuenta esa inversión específica aumentan un 5%.

Por otro lado, la energética prevé incrementar en 2019 un 15% su resultado bruto de explotación (Ebitda), hasta los 4.600 millones de euros, y alcanzar un beneficio neto de 1.400 millones de euros al final del ejercicio. En lo que respecta a la deuda neta, Naturgy prevé que se sitúe a cierre de este año en los 15.200 millones de euros, teniendo en cuenta la nueva normativa IFRS16, que pasa a incorporar los compromisos a largo plazo como deuda.

En lo que se refiere a la retribución al accionista, estima un crecimiento del dividendo del 5% en 2019, hasta los 1,37 euros por acción, frente a los 1,3 euros de dividendo total con cargo a 2018, así como el mantenimiento del plan de recompra de acciones propias por 400 millones de euros para su posterior amortización.