Lasquetty sigue haciendo contratos de un mes a los médicos pese a la suspensión de las privatizaciones

Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad de Madrid

Debido a los planes privatizadores, los sanitarios eventuales de estos centros han ido encadenando contratos con una periodicidad de uno a tres meses. Los médicos madrileños han vuelto a la carga contra Javier Fernández-Lasquetty. Tras la decisión adoptada hace unos días por el Pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que acordó devolver a sus secciones de origen todos los recursos sobre la privatización de hospitales ideada por el consejero de Sanidad, han instado al titular de este departamento a acabar con la precariedad en la que se encuentran los trabajadores eventuales de los centros que quiere externalizar. Los facultativos piden que se deje de hacer los contratos como hasta ahora ya que el proceso se mantendrá paralizado un tiempo.

Según ha recordado la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts), los sanitarios eventuales de los nuevos hospitales, los que Lasquetty está empeñado en privatizar, han ido encadenando contratos con una periodicidad de uno a tres meses ante la ‘esperanza’ del consejero de que el TSJM avalase su plan. No obstante, el tribunal lejos de cumplir las expectativas del Gobierno madrileño ha tomado una decisión que podría mantener el proceso paralizado durante meses, incluso un año, por lo que exigen que se ponga fin a la “arbitrariedad y discriminación” a la que se somete a los eventuales.

En una nota publicada en su página web, el mayor sindicato médico de Madrid indica que “tras el posicionamiento del TSJM en relación a los recursos contra la privatización de los nuevos hospitales”, ahora sólo queda que la Administración “cambie el contrato de los eventuales y los haga por 12 meses”.

Tal y como indican los médicos, “poner una cláusula que permite su cese si finalmente se privatiza”, como hizo Lasquetty a finales del mes de diciembre ante la posibilidad de que el tribunal avalase su proyecto, “es suficiente desconsideración y agravio”, por lo que ahora es necesario que la Consejería de Sanidad cese en su actitud y respete a los trabajadores eventuales dándoles un “trato justo” y el “reconocimiento” que merecen por “hacer posible el funcionamiento de estos hospitales”.

Hace tres semanas el departamento que dirige Lasquetty introdujo una cláusula en la renovación de los contratos del personal eventual de los hospitales a privatizar, que supeditaba dicha renovación a la decisión que adoptase en TSJM respecto a la suspensión cautelar del proceso. El tribunal ha decidido mantener paralizadas las privatizaciones, por lo que Amyts exige un cambio de rumbo.

Aunque no ha sido el único sindicato en hacerlo. CSI-F ha remitido una carta a la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad en la que solicita que se active la movilidad en los nuevos hospitales y la reconversión de los contratos eventuales a interinos, como prometió hace un mes el propio Lasquetty.

El sindicato de funcionarios ha explicado en una nota que debido a la decisión del TSJM, y ante “la imposibilidad de saber cuándo va a resolver este asunto la instancia judicial”, el Gobierno regional debe tomar “las medidas oportunas para reactivar los procesos de movilidad en los seis nuevos hospitales, así como el mismo tratamiento en cuanto a la provisión de plazas de carácter temporal que al resto de personal del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).