Más de 4.000 firmas en menos de 24 horas para pedir la dimisión de Ignacio González

Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Ignacio González ha vuelto a ponerse a la ciudadanía en contra, esta vez por reconocer, tras haberlo negado en repetidas ocasiones, que el lujoso ático de Marbella relacionado con la ‘trama Gürtel’ es suyo. Más de 4.000 internautas han firmado una petición en Change.org para pedir la dimisión del presidente de la Comunidad de Madrid “por mentir”.

En menos de 24 horas esta iniciativa ha logrado un aluvión de apoyos, y ya sólo hacen falta poco más de 800 firmas para enviar a Ignacio González la petición para que deje su cargo porque “ha reconocido que ha comprado el ático de Marbella donde veranea, por un importe de 770.000 euros. Hasta ahora, cuando un juez ha reabierto el caso, había negado que este ático fuese suyo”.

“Si no podemos fiarnos de su palabra en un asunto tan sencillo, cómo lo vamos a hacer para que administre la Sanidad, la Educación, los transportes y el dinero público de la Comunidad de Madrid”, dice el creador de la iniciativa, que critica que ante la “situación tan delicada como la que estamos viviendo”, el Ejecutivo regional “está tomando decisiones de pérdida de derechos y privatización de servicios públicos que, en algunos casos, están siendo puestas en duda hasta por el Gobierno de España, que está en manos de su mismo partido”.

Fuentes del Gobierno regional señalaron ayer que la compraventa se había articulado en 770.000 euros, y que el 80% del piso (566.000 euros) corresponde a la mujer de Ignacio González, Lourdes Cavero, empresaria y vicepresidenta de CEIM, mientras que el 20% (154.000 euros) corresponde al sucesor de Esperanza Aguirre. Ambos tienen separación de bienes.

El sueldo de Ignacio González es público: al frente de la Comunidad cobra 4.800 euros al mes. Su esposa, Lourdes Cavero, cobra 78.000 euros anuales por su puesto de vicepresidente de CEIM, la patronal madrileña.