Los comerciantes madrileños acusan a los trabajadores del Metro de arruinar sus ventas con las huelgas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los comerciantes minoristas de la Comunidad de Madrid han cargado hoy duramente contra los trabajadores del Metro, a los que consideran responsables de la caída de las ventas en Navidad. Según ha informado CECOMA, las huelgas que realizaron los empleados del suburbano en diciembre han producido un “daño irreparable” para los empresarios.

En un comunicado, la Confederación de Empresarios de Comercio Minorista de la Comunidad de Madrid (CECOMA) indica que “la campaña de Navidad que ha terminado no ha sido buena” debido a la caída del 13% de las ventas y del consumo en la hostelería, que ha sido un 20% menor que hace un año.

Todo ello, según los minoristas, a consecuencia de las huelgas de los trabajadores del Metro, que paralizaron la capital en diciembre, pero también debido a la “subida del IVA, la eliminación de la paga extra de los funcionarios y por el paro y la inseguridad que existe entre los consumidores”.

Y aunque CECOMA asegura que la campaña navideña “ha sido decepcionante”, los comerciantes confían en la “remontada” durante la temporada de rebajas gracias a los descuentos de entre el 40% y el 60% con los que ha comenzado.

Precisamente, hoy mismo los trabajadores del Metro votan sobre la posibilidad de realizar una huelga parcial indefinida. Aunque en un principio los sindicatos habían propuesto que empezase el 17 de enero, ante la decisión del Sindicato de Conductores, el mayoritario en el suburbano, de primar el diálogo con la empresa, ahora se propone aplazar la huelga al 23 de enero. Así, darían una oportunidad a la dirección de Metro para negociar y acercar posturas con presión de una nueva huelga en el horizonte.

Esta mañana los trabajadores han aprobado, por escasa mayoría, dejar los paros para la semana que viene, por lo que la última palabra la tendrán los compañeros del turno de tarde.

La influencia negativa de la huelga del Metro ya fue vaticinada por la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). A mediados de diciembre aseguraron que la convocatoria de doce días de paros parciales en el transporte perjudicaría “la contratación de personal temporal para la campaña de Navidad”.